Metafísica - Estructura de la realidad - Mente y Consciencia -  Sistema energético del ser humano 

Los pilares de la “Matrix” – ¿Cómo se construyen las estructuras de una realidad? – Parte III

Habiendo completado la introducción en los dos artículos anteriores (parte I parte II) sobre cómo se ha creado la realidad “sustrato” del planeta, y, “encima” de esta, cómo asimoss crearon sus propias estructuras de realidad donde proyectar “el mundo en el que viven”, ahora ¿Cómo hemos llegado entonces nosotros a tener nuestra propia realidad “humana”? ¿Cómo se han creado las estructuras mentales, y luego etéricas, que dan lugar a todo lo que vemos con nuestros ojos cada vez que nos levantamos y nos encontramos inmersos en esta “matrix” evolutiva?

Pues volvamos, para explicarlo, a la primera manipulación del troodón, cuando este no era más que un saurio cualquiera perteneciente a una de las cientos de especies que poblaban el planeta hace millones de años y formaba parte, todavía, del reino animal.

Primero, el troodón, como cualquier especie animal, tenía su mente grupal formando parte de la realidad sustrato del planeta, tal y cómo hemos explicado en la primera parte de esta serie.

Con la primera manipulación realizada sobre ellos por parte de los “Idohim” (nombre en Irdin de una de las razas con aspecto “nórdico” a la que se le encargó este proceso por parte del logos planetario), cada troodón es individualizado, sacado del reino animal, conectado a un YS individual, dotado de una supralma y dotado de un alma local individual también. Se hizo además evolucionar el cuerpo causal para convertirlo en un envoltorio de protección álmica (como la función que tiene ahora en nosotros, entre otras cosas) y se potenció la programación mental del troodón para que tuviera más capacidad de crear su propia realidad independientemente de la realidad del reino animal, y de los procesos del ecosistema al que pertenecía hasta entonces.

En el momento en el que esto ocurre, se crea primero un SER “troodón autoconsciente” (no hay nombre en Irdin para esa etapa del antepasado del ser humano), formado por la conexión de todas las estructuras mentales de cada troodón individual. A continuación, se crea un “IC troodón” diferente a la mente grupal animal, y se crea un repositorio común de información y datos para todos los YS que ya están asistiendo al proceso evolutivo del troodón autoconsciente, que es el que sigue activo hasta ahora, y del que ya hemos hablado anteriormente.

Creando la realidad humana, “encima” de la realidad “REC”

Bien, luego, todo esto, ¿Dónde se ubica? Pues, inicialmente, se ubicó sobre la realidad sustrato del planeta, así que, en nuestros inicios, antes de la llegada de REC y de la creación de su realidad y de la nuestra, el “troodón autoconsciente” tenía estructuras evolutivas directamente sobre la realidad planetaria, en paralelo con las estructuras evolutivas de flora y fauna.

¿Qué pasó luego? Lo que ya hemos explicado: asimoss y compañía llegan al planeta, crean sus estructuras de realidad y empiezan a manipular al troodón autoconsciente y lo convierten en el manu. El manu se convierte en el lhulu, el lhulu se cruza con el manu y nace el lhumanu, y el lhumanu inicia un proceso de cambios y alteraciones genéticas y energéticas hasta llegar, millones de años después, a ser el homo sapiens.

En esos primeros pasos del proceso, REC vieron la necesidad de sacar las estructuras de realidad del manu de la estructura «sustrato» planetaria, así que, igual que hicieron ellos cuando llegaron al planeta, deciden crear una estructura para la futura humanidad “encima de la suya”, de forma que pudieran controlarla “desde abajo”.

Para ello, y de nuevo, crearon primero una capa de partículas astrales que harían el sustrato o cimientos de la realidad humana, y la desfasan también de la realidad asimoss para que no la percibamos y no les “chafemos”, por decirlo de algún modo, sus estructuras de realidad (como tener dos elementos superpuestos entre sí, pero que, como cada uno tiene una fase diferente, una orientación distinta en los vectores que forman sus mónadas estructurales, no se molestan).

A su vez, este desfase también permite que el sustrato planetario, flora y fauna, “permee hacia arriba” y se interconecte con nuestra realidad, de manera que podamos interactuar con la biosfera del planeta, con animales, plantas y todo lo que da vida y existe en la Tierra a nivel natural y que, todo ello, para nosotros sea como si formara parte de nuestra propia realidad, por que lo vemos con nuestros ojos y lo tocamos con nuestras manos, aunque pertenezcan a su propio sustrato de realidad planetario independiente del nuestro.

Así, una vez la capa “sustrato” de la realidad humana estuvo completa, se movió el IC troodón, el SER del troodón autoconsciente y las líneas temporales que existían en ese momento, por la que evolucionaba el troodón, hacia la parte del plano mental donde se iba a ubicar la realidad humana. Literalmente, una mudanza de estructuras con todos los muebles y elementos desde el primer piso (el sustrato planetario) al tercero (por encima de la realidad REC, presente en el “segundo piso” del planeta).

A continuación, asimoss instalaron estructuras de control sobre todos esos elementos (para poder manipular el IC del manu, del lhulu, etc., desde la realidad REC). Se creó una “realidad base” de la que ya hemos hablado, el SER Troodón se convirtió poco a poco en el SER Manu, luego en el SER Lhulu, luego en el SER “Homo el que fuera” hasta llegar, actualmente, al “SER de la Humanidad”.

Luego, con esta estructura en pie, y con cada “modelo” de homo que se iba creando por manipulación y “mejora” de los homos anteriores, se insertaba la programación correspondiente en la realidad base, desde la cual “bajaba” a todos los ICs, y desde los cuales bajada a todas las psiques individuales de todos los “homos/seres humanos” de cada momento. Algo así como cargar un paquete de datos en el servidor y todos los ordenadores recibirlo automáticamente y actualizarse con esas nuevas instrucciones cada vez que se hacia un “upgrade” del software mental y de su programación para el ser humano.

Con este mecanismo en marcha, se adaptaron los “paradigmas”, que son las reglas del juego comunes para todos (“las reglas de la Matrix”) y se fueron creando los sistemas de creencias que se insertarían en cada región del planeta (que, como sabéis, asimoss dividió en más de una decena de regiones, dándole el control de cada una a uno de sus clanes, de manera que se permitió que cada región de la Tierra, y de la humanidad, tuviera un desarrollo independiente y algo diferente según los deseos de los clanes asimoss en control en esa zona, lo cual dio lugar, por supuesto, a diferentes religiones y sistemas culturales, ideológicos, políticos, sociales, etc., que perduran hasta hoy.

Con esta programación base ya en marcha, entonces se siguieron haciendo pruebas en la psique humana, creando o insertando nueva programación al estilo de… ¿Cómo reaccionará el avatar humano si conectamos este programa con este arquetipo y lo mezclamos con tal otro? ¿Qué pasará si actualizamos esta genética con esta programación y les damos estas reglas de funcionamiento? Y cosas así. REC, sobre todo, quería experimentar, usar el potencial de nuestro avatar creado con el ADN de todos ellos, probar y ver qué se podía hacer y funcionaba y qué no lo hacía, hasta dónde podíamos llegar en ambos extremos de los limites de las polaridades y de la realidad, etc. Todo, con el objetivo de beneficiarse luego ellos de todo ello, sabiendo qué hacer y funcionaba para sus propias mejoras internas a nivel de raza, de energías, de procesos evolutivos, de mezcla de genes, etc.

Y por cientos de miles de veces, se fue programando y reprogramando la estructura mental de los avatares sapiens a medida que se seguían haciendo pruebas a nivel genético: ¿Qué sucederá si ponemos un gen Zul que permite tener diferentes colores en los ojos con un gen asimoss y tres genes homínidos superpuestos a la genética sauria del troodón?… y así por miles de experimentos y pruebas, durante cientos de millones de años, en cientos de modelos de ”homos” de los que no conocemos más que una docena.

Mientras tanto, la evolución “espiritual” por otro lado

Bien, mientras todo esto se iba sucediendo a nivel fisiológico, energético, emocional, mental, etc., aun había otro componente “espiritual” o álmico también corriendo en paralelo. Y es que la cosa no termina aquí, todo es mucho más complejo, infinitamente complejo.

Desde el momento en el que los Idohim dotaron al troodón de individualidad, de un YS, de una supralma y de un alma (y de la posibilidad de crear un espíritu, un supra-espíritu y una estructura de cuerpos superiores que REC no tocó ni desmontó, porque pensaron que nunca nadie llegaría a desarrollarlos), cientos de miles de seres de montones de lados dijeron algo así como:

“¡No me digas que hay un nuevo avatar disponible en un planeta que tiene una genética que lo flipas y que permite conectar con todo tipo de experiencias en los extremos de la realidad!”,

“¡Te lo aseguro colega, lo han dicho esta mañana en «radio Eur»!… y dicen que son avatares en un planeta que está “naciendo” en un pequeño sistema solar … Además, dicen que necesitan voluntarios porque ese planeta va a ser el punto de anclaje de todo el paso evolutivo de Eur para este ciclo, así que, aunque parece que sus estructuras de realidad están un poco ofuscadas y manipuladas, tiene que ser una pasada meterse ahí…”

Y dicho así, medio en broma medio en serio, los avatares humanos empezaron a ser usados por millones de seres de todo tipo para experimentar lo que no se podía experimentar en ningún otro lugar.

REC no tuvo inconveniente en ello (tampoco se les pidió permiso, simplemente empezaron a encarnar millones de seres sin más). En cierto modo, para un asimoss, que un homo erectus tuviera un alma/supralma creada por un ser que venía de donde fuera a probar “la vida humana” le daba exactamente igual, pues la programación mental aseguraba el control completo de todos los seres humanos por parte de REC, independientemente de lo que sus almas y supralmas obtuvieran como experiencias con ello, pero, para muchos de nosotros, pues fue el inicio de un proceso evolutivo en el que, a nivel de YS, de espíritu, de supralma y de alma hemos podido vivir TODO y DE TODO, en una estructura de realidad que no existe en ningún otro planeta, hemos apoyado al logos a sostener el peso de todo el cambio evolutivo en Eur y hemos ido aprendiendo cosas en los extremos más extremos de la realidad con situaciones no existentes ni disponibles en ningún otro sitio.

El principio del fin del proceso

Ahora, todo eso se ha terminado (se está empezando con el ciclo de “cierre” de este proceso). Ya os lo he ido comentando y es el ciclo en el que la humanidad se encuentra ahora, que implica la preparación para movernos, sin REC, al siguiente nivel evolutivo, con unos avatares con un potencial enorme que nos hemos ganado a pulso tras tantos milenios de experiencias y bajo el control de REC, que, al final, vieron como la raza humana se les escapaba de las manos, y, aunque han ido haciendo de todo y más para retrasar nuestra evolución y proceso, al final no han podido hacer nada contra ello, pues han sido “invitados” a irse del planeta (amablemente, el logos, como sabéis, les ha dicho que “recojan” y se vayan ordenadamente a su casa, desmontando todo, sin prisa, pero sin pausa) y, a nosotros, que hagamos lo mismo, cerremos nuestras historias, lecciones y aprendizajes, procesos pendientes, karmas por compensar, dejemos el planeta limpio de tantas cosas que hemos generado y nos vayamos a la nT.

Así que, bueno, con esto en marcha en términos macro planetarios, ahora ya sabéis que las fuerzas y jerarquías logóicas están desmontando todo, como os expliqué en un artículo anterior, que los países y regiones están sanando karma entre ellos (parte de las razones de los conflictos actuales es la compensación kármica en zonas tremendamente “cargadas”), la gente a nivel individual pues seguimos haciendo nuestras cosas, sanando, completando historias, cerrando temas, elevando frecuencia y vibración, pasando de la LT33 a la LT42 y acercándonos a los niveles necesarios para pasar en el futuro a la nT, sea en vida o sea dejando atrás este avatar y encarnando en el siguiente nivel evolutivo cuando toque y cómo le toque a cada uno.

Y esto, pues va para largo, pero ya no tiene vuelta atrás. Mientras tanto, seguiremos explicando con detalle más y más cosas del funcionamiento de esta realidad, y de nuestro avatar, para que vayamos aprendiendo y tomando consciencia de tantos y tantos procesos que están en marcha y corrigiendo conocimientos alterados, distorsionados, ofuscados y manipulados por REC durante toda nuestra historia. Espero que ello ayude a comprender cosas que nos pasan, o pasan en el mundo, y eso apoye los procesos evolutivos que a cada uno le queden pendientes.

un saludo,
David Topí

Si te ha gustado el artículo, aquí nos puedes invitar a un café 


Profundiza en este tema y amplia tu conocimiento sobre los diferentes aspectos “del mundo que no vemos”