Estudiando el mundo que no vemos

Estructura de poder de clanes y grupos asimoss, cómo funciona el proceso de elección de sus "representantes" y miembros de su "élite política"

estr

 

En el segundo volumen de Dinámicas de lo Invisible explicábamos de forma introductoria cómo es la sociedad asimoss, cómo se organizan y cómo su estructura de poder está basada en el matriarcado, siendo una “reina” asimoss el sujeto de mayor poder dentro de toda la raza, tanto aquí en nuestro planeta como en su planeta de origen, y en el resto de las colonias que poseen por media galaxia.

Que asimoss tenga una estructura matriarcal no es de extrañar, muchas sociedades las poseen, igual que, quizás esto sorprenda, casi el 80% de los miembros de SC3 y SC4 son de género femenino, habiendo heredado este sistema de control desde el momento de la creación de las primeras élites por parte de REC antes de la creación del homo sapiens, y facilitando que esta propia estructura organizativa (la de asimoss) estuviera reflejada en los niveles más altos de control del sistema de gestión de la humanidad.

De la misma manera, los tres asimoss que siempre se han turnado en el nivel SC1 son de género femenino, designadas por la “reina” a partir de un sistema electoral que los diferentes clanes y grupos asimoss llevan a cabo cada cierto tiempo.

Es cierto que esto no se cumple para SC2, pues, el resto de las razas, excepto rashids (abejoides, gobernadas también por una regente o reina y animiss, hormigoides, gobernados por una reina también) poseen una estructura patriarcal, siendo amoss la que más destaca en la ausencia del género femenino de su especie en casi todos los puestos de poder. El resto, zuls (insectoides), alomiss (mantoides) o murchards (libeluloides), etc., suelen ser patriarcales, pero hay bastante equilibrio en la mayoría de los niveles de su sociedad. Los nombres de las razas, como ya sabéis, es el que ellas se otorgan a ellas mismas en Irdin.

¿Por qué asimoss, animiss, rashids y SC3-SC4 están organizados en una estructura matriarcal principalmente?

Una de las razones es que sus estructuras energéticas son más “yin” que “yang”, en el sentido de que la energía yin siempre es la energía del poder interno, sutil, quizás oculto, mientras que la energía yang es una fuerza más externa, protectora y quizás fuerte en apariencia, pero no es la que ostenta el control real sobre muchos de los procesos y energías que se dan a todos los niveles del entramado de cada planeta, sistema solar, galaxia o universo.

El arquetipo “poder”, en todo caso, es puramente “yin” en nuestro planeta, pero, al combinarlo con el arquetipo de “ocultación”, se muestra como yang en apariencia. Dicho con otras palabras, los niveles reales de poder y de control son siempre yin en cualquier lugar donde exista este arquetipo poder, y se ocultan bajo una coraza o fachada yang para poder gestionar y dirigir sin ser, en general, “molestados”. Estoy seguro de que sabréis sacar vuestras propias conclusiones al respecto de porqué el poder real es siempre femenino y el poder masculino es solo la apariencia externa del anterior.

En todo caso, y como todos ya sabéis, ambas fuerzas siempre están o buscan estar en equilibrio, pero cada una tiene sus funciones, y, como ya sabéis también, siempre hay yin dentro del cualquier cosa yang y siempre hay yang dentro de cualquier cosa yin. A partir de este conocimiento del funcionamiento de las fuerzas de poder a nivel energético, tanto asimoss como SC3-4, por ejemplo, para ostentar el poder y gestionar desde “lo oculto” a la humanidad, igual como al resto de especies a las que gestionan, y a ellos mismos, escogieron hace eones la estructura yin de evolución social, y el género femenino en sus avatares, para ostentar todo el poder de sus organismos y niveles máximos de gestión de la especie, y así lo reflejaron para con nosotros cuando crearon los niveles de poder que iban a regir al ser humano desde sus inicios, en sus escalafones más elevados, ocultos, evidentemente, para el resto de la estructura de control, que, desde SC5 hasta SC10, suelen tener una estructura más yang y masculina entre los miembros que forman parte de estos niveles del sistema de gestión de la humanidad (aunque, por ejemplo, el miembro de mayor poder de SC5 hasta hace poco fuera también una reina, Isabel II).

Estructura política de la sociedad asimoss

En todo caso, y para el tema que nos interesa hoy, el sistema de organización geopolítica de asimoss es un sistema de clanes, muy organizado y moderno, en el sentido de que se asemeja a la estructura de países que tenemos nosotros, reflejo en cierto modo de la organización territorial que asimoss hace de toda la geografía del planeta, dividiendo, también por continentes, los centros de poder de los diferentes clanes ancestrales que han regido la estructura de la sociedad asimoss desde su llegada al planeta y sus primeros asentamientos en la zona de Mesopotamia, África y Antártida.

Así, igual que había 12 tribus de Israel que fueron la semilla para la estructura de SC3 en sus orígenes “modernos”, hay 12 clanes principales asimoss, con múltiples ramas y bifurcaciones, genealogías y descendencias, y que forman, por decirlo de algún modo, el “gobierno” asimoss, teniendo su capital global cerca de la zona geográfica que ocupa la ciudad de Nueva York, pero en su nivel de realidad, fuera de fase y frecuencia con el nuestro.

Que Naciones Unidas tenga su sede allí no es casualidad, sino un reflejo “humano” de las estructuras mentales, energéticas y físicas de poder asimoss, en el otro entramado espaciotemporal que forma su capital política en el nivel en el que los miembros de REC existen.

Luego, cada uno de estos clanes/familias/grupos gobierna el equivalente a un país, enorme a nuestros estándares, porque toda la geografía continental que para nosotros está dividida en unos 200 países y naciones, para ellos, básicamente, está dividida en 12 regiones. Grosso modo, pues no es 100% exacto, las regiones “REC” son las siguientes:

Región 1 – Canadá y USA

Región 2 – México, Centroamérica y Caribe

Región 3 – Latinoamérica excepto Brasil

Región 4 – Brasil, incluye Portugal (al estilo de UK poseyendo Gibraltar en la península Ibérica)

Región 5 – Escandinavia, Groenlandia e Islandia

Región 6 – Rusia y repúblicas de Asia central

Región 7 – China y sudeste asiático, incluye Japón

Región 8 – Australia, Nueva Zelanda e islas Pacífico

Región 9 – Europa occidental (grosso modo la división de los países que había en la segunda guerra mundial divididos por el muro de Berlín con la influencia soviética por un lado y americana por el otro)

Región 10 – Europa Oriental

Región 11- Turquía y Cáucaso, Oriente Medio y Golfo Pérsico, incluye Irán

Región 12 – India, Pakistán, Afganistán, Bután, Nepal y Bangladesh e islas cercanas del océano Índico

Hasta cierto punto, lo que pasa en esas regiones en nuestra realidad “humana” depende indirectamente de las políticas regionales de los clanes y grupos asimoss que controlan tal región, de manera que, por ejemplo, el grupo asimoss que rige la región 5 de su geopolítica social tiene una mentalidad y forma de gestionar su zona que influencia, como no podía ser de otra forma, y tiene un alto impacto, en la psique y estructuras energéticas que luego dan lugar al estilo de vida y modo de ser, de vivir y hacer las cosas de los países escandinavos.

África

africa

¿Y África? ¿Qué sucede con África? ¿No hay gobierno REC en ese continente?

Pues, de algún modo, no lo hay, o, mejor dicho, es territorio “libre”, en el mismo sentido que para nosotros lo es la Antártida donde, a priori, ningún país tiene la potestad del continente antártico, pero todos, en general, pueden ir y venir a poner una base científica, por decir algo. Pues algo así pasa en África para REC. Todos los clanes pueden hacer como les plazca en el continente (en su versión de realidad) y ninguno de esos clanes tiene supremacía sobre los demás a la hora de decidir qué sucede en el continente africano o cómo usar ese territorio.

El gobierno “regional” asimoss

Así, cada región de la Tierra continental en su división asimoss (el resto de las razas han asumido y aceptado la división territorial asimoss para convivir entre ellas), está gestionada por un “gobierno regional” donde se pueden alternar reinas o reyes (ambos géneros están permitidos en el sistema regional), pero solo el género femenino, las matriarcas de cada clan asimoss, pueden postularse al cargo de “reina” global de todo el conjunto.

El concepto de “reina” es el mismo para ellos que para nosotros, así que ven a la monarquía como una forma de gestión y organización tan válida como cualquier otra, y les da bastante igual que la humanidad se rija por repúblicas, monarquías, dictaduras o el sistema que sea, pues no lo consideran más que una forma de organización social, sin mayores valores añadidos que ostentar un cargo político que lleva un título en vez de llevar otro (reina/rey, gobernador/a o presidenta/e para ellos es lo mismo).

Cuando toca elecciones

Los clanes asimoss presentes en nuestro planeta celebran elecciones cada 8 años terrestres (su calendario siempre es local acorde al planeta donde se encuentran) y, en esas elecciones, uno de los clanes asimoss es elegido para el mandato de coordinación y gestión del resto.

Hace un par de años hubo mucho revuelo en las redes sociales porque muchas canalizaciones de personas con ciertas capacidades psíquicas empezaron a publicar que asimoss habían sido “descabezados”, que sus líderes habían caído, que la humanidad ya iba a ser libre y cosas así. En realidad, fue simplemente el momento de las últimas elecciones asimoss, en las que, es correcto, los lideres anteriores “cayeron”, pero de la misma forma que “cae” un presidente de un país cuando pierde las elecciones y entra otro al cargo, sin que se vea afectada, por ello, la estructura de poder del país o región donde esto sucede.

La formación del gobierno asimoss

Así, una vez que se ha elegido al clan o grupo asimoss que va a regir a todo REC durante ese mandato temporal de 8 años (un ciclo, una octava del “Do” al “Do”, siguiendo corrientes energéticas y ciclos de la Tierra que usan para medir la duración de sus mandatos, donde el octavo año es el de transición entre una monarca y otra), se elige un gobierno formado, en este caso, por miembros de todas las razas que forman el conglomerado “REC”.

Por lo tanto, la reina asimoss, que nombra ella misma a las tres integrantes de SC1, otorga diferentes responsabilidades sobre la gestión de la propia sociedad asimoss, la gestión de la humanidad, y la gestión de lo que tengan que gestionar o quieran gestionar entre miembros de todas las diferentes razas con las que colaboran. El “ministro” de asuntos energéticos puede ser un murchard, por decir algo, el encargado de la supervisión de la psique colectiva de la humanidad puede ser (es actualmente) un animiss, el responsable de la monitorización de los cambios planetarios y regeneración de la Tierra es un Zul, el encargado del traslado de toda la realidad asimoss a Marte (completa en un 52% actualmente, dicen mis guías) es un amoss, etc.

En resumen

Ahora que REC está con medio pie en Marte y recogiendo sus cosas con el otro medio en su nivel de realidad en la Tierra, sus niveles de influencia respecto a las zonas en las que habitan dentro de sus estructuras de realidad dejarán de tener tanto impacto en las “energías” de esas mismas zonas, en nuestro nivel humano (la realidad que vemos y proyectamos y que es “el mundo en el que vivimos”).

Puesto que SC3 y SC4 están también con pie y medio en Marte, SC queda “en manos” de los miembros de más poder de SC6 y alguno que otro de SC5. Esto no sé si cambiará mucho las reglas del juego, pero sí que estoy seguro de que, al no haber miembros de REC dando instrucciones a SC, y al no estar SC3 y SC4 involucrados en la gestión del día a día de la humanidad (porque están preparando la estructura de gestión de la humanidad que se irá a Marte, y luego a otros planetas del sistema solar con el paso del tiempo, al estilo de la serie The Expanse), aquellos que van a intentar seguir moviendo los hilos de la sociedad tienen mucho menos poder y mucha menos capacidad que miembros de niveles superiores del sistema de control que ya están por otros temas.

Como, en general, todos los seres humanos tenemos ya la vista puesta (a nivel de YS, de espíritu, de supralma y de alma) en nuestro proceso de cambio evolutivo a la nT, en el tiempo que aún nos quede por estar aquí (décadas o siglos, no es un dato fijo, simplemente un proceso que está en marcha para todos) creo que veremos cambiar bastantes cosas respecto a cómo se gestiona nuestra sociedad en el futuro.

A medida que la gente vaya falleciendo cuando hayan decidido hacerlo, y dejen de entrar nuevas almas y dejen de nacer nuevos avatares, iremos siendo cada vez menos personas en la Tierra, y todo tendrá que irse ajustando acorde a ello, de nuevo, hablemos de algo que empiece a verse con mayor claridad de aquí a 10 años, 50 o 100, pues los tiempos están sin definir, ya que no se pueden acelerar los procesos de salida de nadie ni se puede frenar demasiado rápido la entrada de nuevos seres humanos, pero esas son las líneas maestras del proceso que Kumar, nuestro logos planetario, ya ha dictado para todos los que habitamos su avatar, y por ello todas las energías de todas las jerarquías logóicas y fuerzas de la naturaleza ya están puestas en ello.

un saludo,
David Topí

¿Nueva/o en el blog? | Glosario | Origen de la información 


Profundiza en este tema y amplia tu conocimiento sobre los diferentes aspectos “del mundo que no vemos”