Filogenia de la humanidad, más detalles de la historia de la creación de nuestros ancestros. Parte I

# Os recomendamos volver a leer la monografía sobre la historia de la creación de la humanidad para refrescar los conceptos que vamos a tratar #

Tal y como habíamos explicado anteriormente, el ser humano fue creado por asimoss, basándose en cambios físicos y energéticos que el troodon había sufrido, tanto por razas que tenían como objetivo dotarlo de inteligencia para que fuera la especie dominante de la Tierra como luego, también, manipulado por amoss por motivos que ya conocéis.

Por lo tanto, revisando lo que ya hemos comentado en la monografía sobre la creación de la humanidad, los primeros estadios de lo que luego sería el ser humano fueron los siguientes:

Troodon

Características y genética puramente sauria, con mente grupal y un YS colectivo que gobernaba la evolución de la especie en el reino animal. Su estructura sutil estaba compuesta por el cuerpo orgánico, el cuerpo etérico, el cuerpo mental y un envoltorio cuasi-causal que le permitía conectar con la mente grupal de la especie.

La proyección de la realidad común para toda la especie estaba a cargo de la mente grupal del troodon, como sucede para todas las especies de flora y fauna del planeta, con la asistencia de las fuerzas y jerarquías de la naturaleza y del propio logos planetario.

El troodon fue traído por amoss en lo que conocemos como el período Triásico (252-201 millones de años a.C). En ese entonces, todos los continentes eran parte de una sola masa de tierra que nuestros geólogos llaman Pangea.

De igual manera, la gran mayoría de saurios fueron traídos desde diferentes planetas a finales del período Triásico, momento en el que Pangea estaba fuertemente sometida a terremotos y erupciones volcánicas debido a los cambios que se estaban produciendo en el plano físico de la Tierra.

Troodon «autoconsciente» e individualizado

Características y genética puramente sauria, con alma individual y YS. Su estructura sutil contaba con el cuerpo o avatar físico, el etérico, mental y el cuerpo causal desarrollado por completo. Hay muchas personas aún con encarnaciones activas actualmente (cualquiera de nosotros) cuya «primera encarnación» (visto en tiempo lineal) se remonta a esta época, lo cual quiere decir que tenemos memorias y aún estamos conectados, a través de los niveles mentales y supra-álmicos, con vidas simultáneas que tenemos en la época en la que nuestro avatar físico aún era completamente saurio.

La proyección de la realidad individual del troodon en esta fase de su evolución estaba a cargo del alma y del YS, apoyándose en la psique global de la especie, pues no existía programación mental creada para ello imbuida individualmente en el cuerpo mental de cada troodon.

La primera manipulación del troodon se produjo aproximadamente hace unos 190 millones de años en los inicios del periodo Jurásico (201-145 millones de años a.C.)

Manu

Características y genética puramente sauria. Fue modificado por la raza amoss para dotarlos de mayor inteligencia y programación acorde a los parámetros que esta raza quería imbuir en la especie que ellos habían traído inicialmente al planeta. La creación del manu es el resultado de la segunda manipulación genética y energética del troodon.

La proyección de la realidad del manu seguía a cargo del alma individualizada y de su YS, así como de la psique global de la especie.

La creación del Manu por parte de amoss se produjo hace aproximadamente 188 millones de años, solo un par de millones de años después de la primera manipulación del troodon por la raza llamada por los ufólogos “nórdica”. El Manu pues, pasó a ser la especie dominante en la Tierra a nivel evolutivo hasta la intervención asimoss.

Lhulu

Características y genética con primeras trazas homínidas sobre base sauria. Fue necesario cambiar de manera importante la base animal, debido a la necesidad de adaptarse al entorno de la Tierra de aquel entonces y de las capacidades con las que REC buscaba dotar al lhulu. Se mantuvieron muchos potenciales reptoides – saurios en el lhulu, pero, en gran parte, bloqueados y latentes en partes del ADN no activo y de la programación de la psique lhulu, que fue fuertemente limitada.

La proyección de la realidad individual del lhulu estaba a cargo del alma y del YS, apoyándose en la psique global de la especie y con el contenido presente en su cuerpo mental. Asimoss empezaron en esta fase a introducir mecanismos de gestión de la realidad del lhulu y a crear el sustrato de lo que sería la realidad base (Rb, que hemos explicado) mucho tiempo después.

La creación del lhulu por parte de asimoss se produjo hace aproximadamente 160 millones de años, hacia la mitad final del periodo jurásico.

Lhumanu

Características y genética predominantemente homínidas con soporte de ADN saurio, ADN asimoss, amoss y de otras múltiples razas. Esta especie nació por la cruza natural de manus con lhulus. A la progenie resultante de esta cruza se la sometió a nuevos cambios genéticos para dar origen al lhumanu con el ADN de bonobos, chimpancés y otras especies homínidas.

Su estructura sutil incluía por primera vez el cuerpo emocional, introducido entre el cuerpo etérico y el mental, pues el cuerpo etérico en el estado de desarrollo de aquel entonces, que era el usado para la gestión emocional del lhulu, no permitía la conexión del “rediseñado” sistema límbico. Debido a que la genética lhumanu estaba en constante cambio por experimentación de asimoss sobre esta, fue necesario crear un cuerpo sutil separado para la gestión emocional en aquel estado de nuestra evolución como especie.

Aquí empiezan las pruebas con avatares físicos (nuestros cuerpos orgánicos) con diferentes grupos sanguíneos y estructuras energéticas. Las configuraciones que fueron probadas y, más o menos validadas y aceptadas, son, actualmente, la base conceptual que luego ha dado lugar a los diferentes tipos de características asociadas a los signos del zodiaco, ya que, literalmente, asimoss crearon diferentes «arquetipos humanos» a nivel mental, emocional, energético y físico que responderían de forma ligeramente distinta a las influencias planetarias que llegan a la Tierra en cada momento del año.

La proyección de la realidad del lhumanu estaba a cargo parcialmente del alma y del YS, y, poco a poco, de la programación mental creada en la psique lhumanu para que ellos mismos proyectaran el mundo en el que vivían.

Los primeros lhumanus aparecieron hace aproximadamente 150 millones de años, y hubo muchas pruebas de ensayo sobre ellos que, durante más de 100 millones de años, llevaron a REC a borrar de la faz de la Tierra numerosos “clanes” y grupos que habían ido creando cuando no cumplían con sus expectativas o progresos evolutivos.

Estos ensayos se produjeron a lo largo de todo el período Cretácico (145-66 millones de años), un período geológico en el que se produjo la desaparición de los dinosaurios y otras muchas especies de fauna y flora, por la terraformación que asimoss estaban llevando sobre el planeta. Fue en esta época cuando asimoss incrementaron la gravedad de la Tierra, haciendo desaparecer a los grandes saurios que, por su tamaño no pudieron levantar su peso para contrarrestar la aumentada gravedad, e hicieron impactar un meteorito, hace unos 70 millones de años (pero no de forma simultánea con lo anterior), para mover un poco el eje del planeta y adecuarlo a sus necesidades. Tenéis más detalles de esto en la serie de artículos que hicimos sobre la historia de REC.

Aproximadamente, hace unos 50 millones de años, asimoss consideró que el lhumanu había llegado a un estado estable de desarrollo para sus necesidades de aquel entonces, y se dejó al proceso natural su evolución durante otros casi 60 millones de años, cuando empezaron de nuevo las manipulaciones genéticas que llevarían hasta el género “homo” y luego hasta el homo sapiens.

La razón de que asimoss dejaran tanto tiempo al lhumanu crecer y evolucionar, como a cualquier otra especie existente en el reino animal del planeta, está relacionado con las propias tramas de poder en la raza asimoss y sus proyectos por media galaxia, sus “historias” para consolidar sus bases y centros en otros planetas y la consideración, por parte de la élite asimoss, de que la Tierra, de momento, ya les pertenecía y no había especialmente prisa en instalarse en ella de forma masiva o forzar la evolución del lhumanu más allá de lo que ya se había conseguido.

Lo que está ahora por venir

A partir de aquí, y con este pequeño repaso de lo que ya más o menos conocíamos, entraremos en materia para ver en los siguientes artículos todos los diferentes géneros que siguen a este último estadio evolutivo, aprendiendo algo más sobre nuestra filogenia e historia de la humanidad en sus diferentes géneros y “versiones”, teniendo en mente que, desde entonces, todos los seres humanos, en cualquier estadio de nuestra evolución, somos considerados «lhumanus«, de forma genérica, desde el punto de vista de REC.

error:

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

EMEDT - Escuela de Metafísica y Desarrollo Transpersonal will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.