Códigos y programación presente en las diferentes variantes covid

Puesto que el último artículo sobre el efecto que la variante Ómicron tiene a nivel energético y mental ha generado preguntas sobre qué hacen el resto de variantes, puede ser interesante que tengamos un resumen de cada una de las principales que han ido apareciendo en estos dos últimos años, a medida que SC iba alterando las propiedades y parámetros del sars-cov-2 “original”, y dispersándolo en diferentes puntos del planeta, donde se dejaba que su expansión siguiera los procedimientos naturales que todo proceso de contagio presenta. Recordad que se pueden neutralizar todos los códigos que imbuyen y anular sus efectos. Podéis leer de nuevo cómo aquí.

Y recordad también que toda esta información la podéis comprobar por vosotros mismos.

 Virus «inicial» – SARS-cov-2. Detectado “oficialmente” en China en noviembre 2019.

A nivel físico y genético: está programado para activar y amplificar cualquier disfunción presente en el sistema fisiológico de la persona, haciendo que aquello que esté latente en el organismo se active y cobre fuerza, sea un resfriado mal curado o sea una enfermedad hereditaria, genética o cualquier otra cosa que exista en el cuerpo, sea consciente de ello la persona o no.

A nivel energético-etérico: Está programado para remover (en el sentido de agitar, no de eliminar) cualquier concentración energética «densa» presente en la estructura sutil de la persona, lo cual puede llevar también a síntomas físicos y a todo tipo de problemas de salud por la activación de energías que, anteriormente, estaban dormidas, bloqueadas, o tapadas y latentes en la persona.

A nivel mental: Está programado para incrementar la potencia de los programas de sumisión, acatamiento, obedecer, y parecidos. No significa que todo el mundo se vuelva un sumiso recatado, de hecho, puede activar una programación de rebeldía en la persona si su psique y programación base no acepta estás «indicaciones», codificadas en la parte mental y energética del virus. Como siempre, sí que funciona para la mayor parte de la población humana que aún está en niveles de conciencia muy bajos y sin mayor conocimiento de todo ello. Por lo tanto, a nivel mental, consigue que, poco a poco, la mayoría de las personas acepten las instrucciones sobre qué hay que hacer, cómo, cuándo, de qué forma, etc., para lidiar con esta situación y con lo que puedan planear para el futuro. Así, con mayor o menor resistencia, todos aceptamos y nos resignamos a las medidas restrictivas propuestas por organismos y gobiernos.

Puesto que la mayoría no podemos salirnos del sistema de vida que llevamos, y formamos parte de la sociedad, una gran parte de la población, en la mayor parte del planeta, está de acuerdo en que las restricciones y todo lo sucedido para contener el virus ha sido “correcto” y era “lo que tocaba hacer”.

Es importante darse cuenta de que todo el mundo actúa en base a lo que cree que es correcto, tiene programado para creer que es correcto y ve como correcto, y cada persona “luchará a muerte” para defender su visión de la realidad contra aquellos que la amenacen, porque de ello depende su estabilidad psíquica, mental y energética para darle sentido al mundo en el que viven. Los pro-algo nunca podrán convencer a los contra-algo, y los contra-algo no podrán hacer cambiar de opinión a los pro-algo cuando se trate de temas que toquen la parte más profunda del sistema de creencias de cada uno.  Esto, obviamente, siempre de forma general para la mayoría de la población, en la mayoría de los casos.

La exposición a campos electromagnéticos tipo wifi, redes móviles, televisión, etc., amplifica el efecto energético de esta cepa inicial.

Como recordatorio, el primer año de esta pandemia se usó para cambiar por completo las “tuberías” que llevan el flujo económico de la humanidad (a nivel mental- del plano 3.1 al 3.7, etérico- del 2.1 al 2.7, y físico energético- del 1.3 al 1.7), pues el parón global y los confinamientos iniciales de la población dieron margen de actuación para que REC (asimoss y animis principalmente) cambiara absolutamente toda la estructura energética que sostiene la economía mundial y les provee a ellos de energía, como ya explicamos en su momento.

Luego, a partir de la expansión más o menos global del virus original, SC ya empezó a preparar variantes «locales». Estas variantes no tenían necesariamente que expandirse por todo el planeta sino trabajar en zonas y regiones algo más específicas, aunque, si saltaba de un continente a otro, como han hecho algunas variantes (y aunque no fuera la idea original de la misma), tampoco les ha supuesto un problema.

Si alguno tenéis una base de conocimiento más científica y os interesa el tema, en la base de datos GISAID tenéis la secuenciación de todas las variantes aparecidas hasta ahora.

Variante Alfa – detectada inicialmente en el Reino Unido en septiembre 2020

A nivel físico: Diseñada principalmente para la genética europea, continua igualmente con la amplificación de cualquier disfunción o problema físico presente en el organismo de la persona, esté ya manifestado o esté latente y oculto, pudiendo hacer aparecer varios problemas de salud aun cuando la persona ni siquiera sea consciente de que los tiene.

A nivel etérico-energético: Está diseñada para bloquear la subida frecuencial del sistema energético más allá de un cierto límite. Puesto que una gran parte de la población que se encuentra en la LT42 se ubica en Europa (casi el 80% de ese 3% que está en esta línea vive en el continente europeo en estos momentos), está variante impide, o trata de hacerlo, que los europeos, en general, aceleren su ritmo «evolutivo» hacia niveles más altos de realidad dentro de la LT42, y, como consecuencia, que el teórico pasó a la nT para aquellos que iban algo más avanzados sea casi imposible con los códigos de esta variante (pone un tope en los niveles máximos de vibración que se pueden alcanzar, y que anteriormente ya habíamos explicado como eliminar).

A nivel mental: Está programada para limitar el potencial del ser humano de proyectar su realidad, disminuyendo la intensidad de energía con la que trabajan los programas que recuperan los datos del cuerpo mental y los traspasan a los programas de gestión de la glándula pineal, para que esta emita las «ondas» que llevan y crean la realidad personal de cada persona.

Al igual que la cepa original, la exposición a campos electromagnéticos y cualquier tipo de radiación (televisión y móviles principalmente) puede amplificar los efectos energéticos de la variante Alfa y de todas las demás que vamos a explicar.

 

Beta – detectada inicialmente en Sudáfrica en mayo 2020

A nivel físico: diseñada principalmente para la genética sudafricana y de países subsaharianos. Limita los potenciales físicos de la genética presente en sus avatares. Limita la capacidad reproductiva y de procreación.

A nivel etérico-energético:  Desactiva códigos evolutivos presentes en la genética de los cuerpos principalmente africanos, pero afecta igualmente a cualquier ADN de cualquier ser humano en cualquier tipo de avatar. Limita el potencial energético de nuestra estructura sutil.

A nivel mental: Activa y potencia los arquetipos de no-evolución que ya hemos explicado anteriormente. El objetivo es que nadie, o casi nadie, pueda avanzar demasiado rápidamente para moverse a los niveles superiores de la LT42 y, en algún momento, pasar a la nT.

 

Gamma – detectada en Brasil inicialmente en noviembre 2020

A nivel físico: Diseñada principalmente para la genética brasileña, no ha tenido continuidad porque se vio como más eficaz la expansión de la variante delta. Pretendía reducir el potencial de algunos genes y propiedades físicas específicas para su genética, que favorece una mayor circulación de energía por el cuerpo físico, dándoles más “vida” en su forma de ser y comportarse.

A nivel etérico-energético: Reduce la capacidad de los meridianos de transportar energía, regulada por los tantiens del cuerpo etérico. Los códigos etéricos de la variante gamma pueden dar instrucciones a los programas reguladores de la función distributiva de prana de los tantiens para que se reduzca el flujo de este por el sistema de canales y meridianos del cuerpo.

A nivel mental: Activa y potencia igualmente los arquetipos de no-evolución. Además, sustituye algunos de los códigos y programas de las esferas mentales que forman parte de la psique brasileña con el objetivo de “homogeneizar” la psique común “sudamericana”, de la que Brasil, por su idioma y su cultura, se aparta bastante.

El objetivo es que el bloque “energético” y el IC global sudamericano sea más homogéneo y similar entre los componentes nacionales para facilitar su gestión y reprogramación. Los códigos e instrucciones de esta variante gamma conectan con programas específicos del IC sudamericano para que se instalen con mayor prioridad de ejecución en el IC nacional brasileño y en la esfera mental preconsciente de la población carioca. Puesto que esta homogeneización no se puede dar, como es lógico, de forma rápida ni directa, son procesos a décadas vista que inician ahora.

 

Delta – detectada inicialmente en India en octubre 2020

A nivel físico: diseñada principalmente para la genética india, limitando la capacidad reproductiva y de procreación de su genética. Luego ampliada para toda la humanidad.

A nivel etérico-energético: Limita la cantidad de prana, chi, energía “vital” que el sistema energético puede procesar y transportar, reduciendo así la posibilidad de activar programas y capacidades que están regulados para actuar solo con potencia, intensidad y vibración más elevadas de prana circulando por nuestro sistema energético. Hay muchos potenciales latentes en el ADN y sistema sutil humano que únicamente se pueden poner en marcha con mucha energía de muy alta frecuencia circulando por nuestro sistema de canales. Esta variante los inhibe, o trata de hacerlo.

A nivel mental: Activa y potencia igualmente los arquetipos de no-evolución y bloquea parcialmente que los programas de las esferas mentales consciente-continuo, supraconsciente y subliminal, que contienen una gran parte del “software” que gestionan capacidades latentes y “superiores” del ser humano para que no se activen. Lo hace cambiando los parámetros de activación de estos programas, que dependen tanto de instrucciones en el patrón conductual como en la energía que reciben desde las redes neuronales en las que están codificados.

 

Lambda – detectada en Perú en diciembre 2020

A nivel físico:  Diseñada principalmente para la genética andina, no ha tenido continuidad porque se vio como más eficaz la expansión de la variante ómicron que estaba en preparación en ese momento. Ídem que la gamma, pero con la intención de minimizar algunas cualidades inherentes a la población andina relacionada con su fortaleza y resistencia física.

A nivel etérico-energético: Ídem que la gamma para la genética andina.

A nivel mental: Activa y potencia igualmente los arquetipos de no-evolución para la genética andina.

 

Mu – detectada en Colombia en enero 2021

A nivel físico: diseñada principalmente para la genética latina, no ha tenido continuidad porque se vio como más eficaz la expansión de la variante ómicron. Ídem que la gamma para toda la población latinoamericana en general, con lo cual, al tener que abarcar un mayor número de países con bastantes diferencias entre sí, no pudieron hacerla tan específica y se terminó abandonando.

A nivel etérico-energético: Ídem que la gamma para la “genética latina”.

A nivel mental: Activa y potencia igualmente los arquetipos de no-evolución, y, además, intentaba hacer algo parecido a la variante gamma, alterar ciertos programas de la psique común latina para homogeneizarla en la medida de lo posible y obtener más fácilmente su control. Latinoamérica es un continente que está “despertando” a marchas forzadas y muy rápidamente y SC se ve “desbordado” por las posibles manifestaciones futuras de una pérdida de control sobre la psique colectiva de la región.

 

Ómicron – detectada en varios países en noviembre 2021

A nivel físico: Diseñada para toda la humanidad. Altera los parámetros de “obsolescencia programada” en el sistema celular, modificando el ritmo de envejecimiento y “decadencia” de nuestro organismo. Básicamente, reduce la esperanza de vida, sin externalizar necesariamente síntomas por ello (puede haberlos, pero es más asintomática que las variantes anteriores).

A nivel etérico-energético: altera la circulación de prana y «agita» concentraciones de energía densas presentes en la persona, dando lugar a diferentes manifestaciones dependiendo del estado de cada uno. Es asintomático para una gran parte de la población que no llega a manifestar «físicamente», o a corto plazo, los efectos de esta alteración energética.

A nivel mental: Está programada para reducir a un x8 los carriles y posibilidades de manifestación de la realidad de la persona en su trama sagrada. Como ya explicamos en el último artículo, cada «fotograma» de nuestra realidad da origen a decenas de posibilidades que se propagan y materializan como alternativas reales y latentes para determinar el desarrollo y evolución de cada uno de los procesos que se dan en nuestra vida. Los códigos se transmiten directamente por interacción energética de persona a persona, sin que sea estrictamente necesario que te contagies con esta variante para ello, haciendo más rápido que todos los seres humanos reciban en su cuerpo mental los parámetros que van reduciendo, paulatinamente, el ancho de banda de su realidad a sólo 8 posibles manifestaciones «futuras» latentes y disponibles de cada instante «presente».

Cuando la mayoría de la humanidad sólo emita realidades individuales con estas características, la realidad global y común para todos será también más «estrecha» y manejable en todas sus posibles alternativas para REC y SC.

 

En conclusión

Como ya os comenté en el artículo anterior, estos objetivos son los marcados por SC3 y SC4 y puestos en marcha por SC6 a nivel físico. En general, SC6 no parece que haya determinado qué tipo de restricciones y demás se habían de aplicar a la población con la intención de controlar la pandemia, excepto durante el primer año cuando cambiaron toda la estructura económica a nivel etérico y mental de nuestro sistema y dictaron un parón (casi) total de la economía mundial para ello.

Después de eso, parece que se ha dejado al libre hacer de gobiernos e instituciones con sus propios planes de control de sus poblaciones nacionales, con sus propios intereses económicos, políticos, geopolíticos, sociales, etc., de ahí que cada país y sus “responsables” (C11 y grupos de poder) han tenido libertad para poner o quitar restricciones y demás “normas” que llevamos viendo en estos dos últimos años.

Para finalizar, hay muchos detalles de todo lo anterior que se me escapan por lo complejo de la situación. La superposición de unas variantes con otras más los efectos de las vacunas más la manipulación de la realidad base, de la psique colectiva, de los ICs nacionales, de las líneas temporales, etc., hace si cabe estos análisis aún más complejos. En todo caso, más o menos esa es la foto actual de para qué han creado qué tipo de variante, que espero nos sirva para hacernos una idea de por dónde van las cosas. Veremos si hay más o de momento esto se queda así.

 

error:

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

EMEDT - Escuela de Metafísica y Desarrollo Transpersonal will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.