Estudiando el mundo que no vemos

¿Por qué la mayoría de los entes bajo gestión del Demiurgo funcionan en «automático»?

Hace algún tiempo, cuando estuvimos explicando los diferentes tipos de entes y la estructura de poder de las jerarquías demiurgas que están bajo supervisión de Abraxas, el demiurgo “local” de nuestra región de la Vía Láctea, decíamos que, la mayoría de entes que no tienen jerarquía alguna (o son los que menos tienen), que llamamos en su momento “tropa ABX” (ABX como abreviatura de Abraxas) funcionan en automático, es decir, con muy poca consciencia de lo que hacen o dejan de hacer y yendo aquí para allá, por resonancia o porque son dirigidos por niveles superiores de su propia jerarquía (los diferentes daemons que ya explicamos) para que hagan distintas funciones por todo el planeta y sus estructuras sutiles.

En la mayoría de terapias, cuando te encuentras con uno de estos entes presente en tu sistema energético, pudiera darnos la impresión de que somos el objetivo número 1 de todo el sistema de control, pues realmente entran y salen de las estructuras sutiles de todos los seres humanos con una facilidad enorme, y no hay posiblemente ninguna persona en el planeta que no tenga alguno, haya tenido, o vaya a tener alguno de estos entes en algún momento de alguna forma interactuando con nuestros cuerpos sutiles y realidad personal.

Ya explicamos anteriormente las razones por las que existen tantos entes de este tipo en el planeta, pues tuvieron que hacer una función de incrementar el peso energético de Kumar para sostener el paso de nivel evolutivo de todo el resto de sistemas, y también hemos dicho que, en este ciclo en el que ya estamos, en el que toca recoger la casa, poner en orden nuestras cosas e irnos preparando para la salida a la nT, todas las jerarquías demiurgas y sus entes colaboradores han de ir saliendo de la Tierra para irse a donde Abraxas considere oportuno, u otros logos requieran de su asistencia para gestionar los campos y energías de polaridad negativa necesarias para el equilibrio en todos los estratos evolutivos y en todas las estructuras de la Creación.

Entes y micro entes que nacen de los egregores de REC

Por otro lado, otra de las cosas que entran y salen continuamente de nuestro sistema energético son millones de micro entes que no dejan de ser más que ciertas formas energéticas con polaridad negativa, pero de baja intensidad, y que tienen las mismas características que, energéticamente hablando, pudiera tener un asimoss, un amoss o un zul, por nombrar algunos de los miembros de REC. Estos micro entes son el equivalente a concentraciones automatizadas de sus egregores y bolsas energéticas de sus estructuras de realidad que se han “desprendido” de sus egregores principales y, ahora, se mueven por nuestra realidad, habiendo densificado sus partículas lo suficiente para pasar desde el nivel de realidad de REC al nivel de realidad humano, principalmente en la línea temporal 33 y primeros niveles de la LT42.

Así, cuando hacemos un diagnóstico de una persona y nos aparece que tiene 15 entes “asimoss”, en realidad no tiene a 15 asimoss “reales”, sino a más de una docena de micro entes con sus mismas características energéticas, pero sin ser realmente miembros de ninguna de las razas que forman el conglomerado de “REC”. Si tuviéramos realmente 15 asimoss encima, o tres amoss, por decir algo, sería el equivalente a llevar 15 humanos a caballito en la espalda, pues los miembros de REC tienen sus cuerpos físicos y sutiles igual que nosotros, y, aunque no los veamos, tener uno de ellos encima da la misma sensación que tener a una persona física a cuestas, pues se siente físicamente ese peso. Es por eso que, en general, si REC envía un ente a algún sitio, o el ente que tiene las mismas características que un amoss se ancla a una persona, podemos sentir y diagnosticar a partir de su energía que estamos lidiando con un amoss, un Animiss o lo que sea, pero, al ser solo micro entes y composiciones energéticas compactas nacidas de sus egregores, son mucho más fáciles de eliminar y quitar con los protocolos de trabajo con el YS, que suele extraerlos del sistema energético y enviarlos, en general, al vertedero del sistema solar, o a donde, en otros casos, Kumar, Rawak o Abraxas indiquen que requieren de su presencia para alguna función de lo que sea en cualquier parte de donde sea.

¿Por qué se pusieron en automático los comportamientos y acciones de todos estos entes y micro entes?

Debido al trabajo que se requería desde que nuestro logos planetario inició el proceso de sostener a todo el resto de los sistemas de nuestra galaxia, los procesos básicos y de menor importancia relativos a la distribución del peso de mónadas de carga negativa se automatizó a través de unas reglas muy simples, basadas en la resonancia y la reverberación de unas energías con otras. Es decir, si en un lugar había un poco de carga energética negativa puesta conscientemente por cualquiera de los miembros de las jerarquías demiurgas para anclar un punto o densificar otro, entonces ese punto ya servía como atractor e imán para que el resto de la energía que hacía falta para completar el proceso “viniera sola”, en forma de entes y todo tipo de concentraciones automáticas que se desprenderían de los egregores y bolsas generadas por la propia vida consciente en el planeta (por ejemplo los egregores que la humanidad genera con todo lo que emitimos hacia el plano etérico y mental) y, por la ley de la atracción y de resonancia, todo aquello que resonara igual que “eso” terminaría junto y, así, liberaría a las jerarquías logóicas y demiurgas de hacer el trabajo de mover la energía aquí o allá ya que, la “energía” (en forma de entes, de concentraciones automatizadas o de bolsas «egregóricas») se movería por sí sola sintiéndose atraída hacia los puntos donde fuera necesario que estuvieran.

Claro, por un lado, esto liberaba recursos para tanto los seres como los daemons que estaban trabajando para asistir a Kumar en sus funciones, pero, como los procesos automáticos no distinguen entre una concentración energética en un punto de donde sea que hay que reforzar algo o una concentración energética en un ser humano que se ha generado porque hemos tenido un mal día y tenemos un mal humor brutal, pues entes y micro entes se sienten atraídos por igual tanto hacia nuestro cuerpo etérico, emocional o mental (o el que sea) como hacia el punto que sea en el lugar que sea para estar el tiempo que sea incrementando la “negatividad” de la zona hasta que algún ser o daemon de jerarquía superior cancela el proceso porque esa función ya no es necesaria.

Entregando información a niveles superiores sobre el estado de nuestra estructura energética

Por otro lado, el hecho de que todos estos entes y micro entes tengan tanta “libertad” y flexibilidad para entrar y salir de todos nuestros sistemas energéticos les confiere la habilidad de reportar tanto a Abraxas como a Umar del estado de la humanidad en los niveles más bajos y densos de nosotros mismos a los que otros seres y miembros de las jerarquías logóicas no pueden acceder por ser su vibración demasiado alta e incompatible. De este modo, tanto logos como demiurgo, y sus jerarquías logóicas y demiurgas, monitorizan el desarrollo evolutivo de nuestros avatares y nuestros cuerpos sutiles, y reparametrizan los procesos de crecimiento de la humanidad a partir de la información que todos los entes entregan automáticamente a sus niveles superiores en sus ires y venires.

De ahí la necesidad de las sanaciones y limpiezas energéticas

En nuestro caso, para que entes y micro entes no se vean atraídos hacia nosotros básicamente contamos con las herramientas de sanación energética que, a través del YS, nos ayudan a limpiar nuestros cuerpos sutiles, eliminando los factores de atracción y mecanismos de resonancia que llaman la atención de estas fuerzas y energías y, con el YS, ejecutamos la disolución o expulsión de estos de nuestros campos y estructuras sutiles.

Como los daemons de mayor jerarquía además ya están siendo reubicados en otras zonas y lugares por media galaxia, poco a poco, a medida que la Tierra se va sanando y reorganizando para reconvertirse en ese repositorio de vida animal y vegetal que hemos explicado anteriormente, ya no son necesarios tantos daemons, entes, micro entes y concentraciones de energías asociadas a REC, y esa parte de las estructuras de realidad de asimoss y compañía está siendo desmontada con la rapidez con la que se puede ir trabajando, mientras siguen con sus preparativos para su salida del planeta cuando este ya no permita que ningún ser vivo lo habite. Como ya hemos explicado, la humanidad en casi su totalidad terminará en la nT con un pequeño grupo que iniciará una nueva rama evolutiva en Marte, y REC se va también en parte a Marte y la gran mayoría a sus planetas de origen y/o colonias por otros lados donde seguirán con sus historias y procesos.

Como este proceso aún tiene unos cuantos siglos por delante, lo primero que se está haciendo por parte de las fuerzas de la naturaleza que asisten al logos es eliminar todos estos entes y micro entes al ritmo más rápido que pueden y tienen permitido, de forma que hay mucho revuelo también entre ellos (los entes “notan” como están siendo eliminados) porque su número va disminuyendo paulatinamente con cada octava de limpieza puesta en marcha por el planeta y sus sistemas de regeneración.

Al haber mucho movimiento de “recogida” de entes, algunos, los más listos, sí que están huyendo intuitivamente hacia todo tipo de estructuras de realidad humanas, buscando, por resonancia, esconderse para no ser de los primeros en tener que irse (o ser eliminados), y, entre otras cosas, esto está causando también alteraciones y un poco de caos en los diferentes inconscientes colectivos y estructuras energéticas donde se suelen esconder la mayoría de ellos. En consecuencia, esto está alterando un poco la estructuras de realdad gestionadas por el SER de la Humanidad y, a su vez, eso se manifiesta como un poco más de caos en la realidad humana, pues hay muchas energías y octavas que llevan el contenido del mundo en el que vivimos que están ligeramente contaminadas y distorsionadas por muchos millones de estos micro entes, que, ahora, literalmente, están por todas partes, mientras sigue el proceso de extraerlos, disolverlos o mandarlos a donde toque, o simplemente descomponerlos en el vertedero solar.

Nota al respecto:

Ya hace algunas semanas, respondiendo a una pregunta en Twitter que trataba sobre qué sucedía con todos estos entes ahora, comentaba lo siguiente que añado al artículo como conclusión de este:

Todo está bastante revuelto en ese sentido [respecto a que va a suceder ahora con todos ellos]. Los miembros de las jerarquías superiores de todas las razas que forman REC se han despreocupado ya de la humanidad. Asimoss, amoss, Alomiss, etc., etc., están ahora muy afanados en sus procesos de traslado porque tienen sus propios planes para cada una de sus especies, y, como no tienen forma de continuar en el planeta, y han dado por amortizado lo que han obtenido del mismo, «los que mandan» en sus razas están ya por otros temas y les da igual lo que nos pase.

Luego, miembros de menor rango de REC siguen aquí, imbuidos entre su nivel de realidad y el nuestro, pues desmontar lo que tengan que desmontar aún les llevará tiempo, por lo que, sin tener especialmente un mandato de intervenir en asuntos humanos, si ven algo con SC que pueda ser de su interés pueden meter las narices y sigue habiendo asimoss, amoss, zuls, etc., por todos lados, pero son los «operarios», los «soldados de a pie», los «técnicos» e «ingenieros», etc.

Todos los códigos de poder que tenía REC, se pasaron hace tiempo a SC3-4, y, hace algunos meses, SC3 y 4 decidieron también hacer las maletas, así que traspasaron todos los códigos de «poder» (los que te permiten controlar los daemons, mover realidades, cambiar líneas temporales, etc.) a SC6. SC5 (la realeza, ya queda fuera del sistema, han hecho un by-pass casi total de casi todos ellos).

Todos los entes que trabajaban con REC, SC3 y SC4 están siendo reubicados. Si REC los necesita, se los lleva, si no, los deja a su aire y sin códigos de control, ósea, libres para hacer lo que quieran. Los códigos de poder que tiene SC6 les permiten controlar a algunos y a otros no.

Como SC6 ya no tiene ningún nivel jerárquico superior que les dicte órdenes, y ven que tienen vía libre, la mayoría de ellos están intentando copar posiciones de poder y controlar lo que antes controlaba REC, SC3, SC4.

Pero como los miembros de SC6 no tienen ni de lejos el nivel jerárquico y de poder que tenía SC3-4, la mayoría de los entes no les hacen ni caso (los daemons de mayor rango) y la lucha es más terrenal por tener más control del planeta y demás.

Se abre un periodo incierto ahora, pues no sé cómo se reconducirá la situación (mi YS dice que hay un montón de carriles alternativos donde todo puede pasar).

un saludo,
David Topí

¿Nueva/o en el blog? | Glosario | Origen de la información 


Profundiza en este tema y amplia tu conocimiento sobre los diferentes aspectos “del mundo que no vemos”