Cómo se bloquea un proyecto, empresa, negocio, desde su parte mental a su parte físico-energética

Puesto que hace unos días os había comentado a través de Telegram que estábamos de “limpieza” profunda en las estructuras energéticas del blog y que por eso estaba tardando tanto en volver a publicar, creo que será interesante para todos los que tenéis algún tipo de proyecto, empresa o negocio entender “cómo” es que estas cosas se “bloquean”, qué significa realmente que te anclen un egregor a tu proyecto, qué es lo que se puede bloquear o alterar, que efectos tiene a nivel físico, etc.

En principio, y simplificándolo un poco, la estructura de cualquier proyecto, empresa, negocio, trabajo, etc., se puede diagramar de esta forma:

Como veis, siempre existe una estructura mental que es la base de todo proyecto o empresa. Esa estructura mental es pura energía con contenido, y ese contenido abarca todo lo que el proyecto “es” y “contiene”, desde la información que entrega (como los conceptos y explicaciones de los artículos), hasta el branding de la empresa, pasando por sus valores, su misión y propósito como proyecto o negocio, el plan de ruta que pueda tener, etc. Todo lo que forma parte de “qué es ese proyecto” se codifica, almacena y existe en un pequeño sustrato del plano mental que se crea para hacer de contenedor de esa información.

Quién lo crea y cómo es igual de sencillo. Los fundadores o personas que tienen las ideas y diseñan mentalmente el proyecto o empresa, son los primeros que “emiten” los conceptos mentales de qué es lo que en el futuro ese proyecto va a ser, por lo tanto, desde los primeros pensamientos sobre esa nueva empresa, negocio o proyecto personal, hasta su consolidación, el sustrato mental del mismo se ancla a la estructura mental de la persona o personas responsables y, de esta manera, la psique y estado de energético y mental de los “creadores” es lo que, a partir de ahora, va a tener más peso en el estado mental y energético del proyecto y su desarrollo.

Si, con el tiempo, y a lo largo de ese desarrollo, más personas se unen “oficialmente” al proyecto o a la empresa, con roles y responsabilidades, automáticamente se conectan a esa estructura mental, pudiendo entonces influenciarla y haciendo de anclaje para las mismas, lo cual implica que el proyecto y su crecimiento, desarrollo y nivel de vibración ya no depende de la primera persona que lo proyectó o lo puso en marcha, sino de la suma de la energía mental, etérica y global de todos los que, ahora, forman parte del IC del proyecto, pudiendo ayudar a que sea mejor y más fuerte, o pudiendo lastrarlo y limitarlo con la misma facilidad.

Puesto que la estructura mental de algo es la parte más voluble de la misma, ya que es pura energía consciente codificada con un tipo de información determinada, es la parte que requiere de más tiempo para consolidarse en algo estable, que suele coincidir con el momento en el que se clarifica en la propia psique del fundador o responsables iniciales del proyecto los propios conceptos que lo forman (por ejemplo, cuando tienes bien consolidado en tu mente la misión de tu empresa, es cuando esa misión se consolida en la estructura mental del proyecto, o cuando tienes clara la imagen que quieres transmitir, es cuando el “branding” a nivel mental empieza a tomar forma y estructurarse). Mientras las ideas “bailan” en nuestra psique, también “bailan” en la estructura mental de nuestra empresa o proyecto, haciendo más lento y menos específica su materialización “física”.

Cuantas más personas estén conectadas y sean responsables de esa estructura mental, más trabajo individual se tiene que hacer para que todos “tengan clara” la misma idea, concepto, valores, propósito, etc., de lo contrario, cada miembro del equipo anclará una versión ligeramente diferente de lo que el proyecto o la empresa “es” y la forma final de la estructura mental será una mezcla de las formas individuales presentes en la psique de cada responsable de esta.

“Gravedad energética”

Una vez la estructura mental tiene un mínimo de base y contenido, automáticamente se empieza a consolidar la estructura etérica. Es un proceso que funciona por sí solo, debido a las leyes y sistemas que rigen la manifestación de la realidad. “Todo” lo que existe a nivel mental en el plano mental del planeta, tiende, por defecto y por programación, a “tirar” hacia el plano físico, igual que toda piedra que sueltas de tu mano siempre tiende a ir hacia el suelo. Es un concepto de “gravedad”, digamos, que existe entre estructuras y planos y que pone en marcha los mecanismos para que, lo que se ha “diseñado” o “pensado” o “emitido” mentalmente, empiece el proceso de densificarse materialmente.

Es correcto también que no todos los pensamientos, ideas o conceptos terminan materializándose a nivel “sólido” o tangible, pero digamos que el mecanismo general siempre se pone en marcha para que así sea. Por lo tanto, la estructura mental de nuestro proyecto o empresa ahora empieza a crear un “duplicado” etérico, que no es otra cosa que los moldes y estructuras que luego podrán ser vistos y percibidos por nosotros. Por ejemplo, el contenido del blog a nivel mental está estructurado en “carpetas” a nivel etérico para darle una forma coherente que permita su manifestación como un artículo legible en una página web. Un producto o servicio en su descripción mental tendrá a nivel etérico los moldes y estructuras que faciliten que se puedan dar a nivel físico.

Por decirlo de algún modo, la estructura etérica de algo es lo que está a medio camino entre lo que vemos a nivel físico y el concepto de “eso” a nivel mental. Si una caja a nivel mental es una idea flotando en partículas en un sustrato de mónadas «mentales», una caja a nivel etérico son unas estructuras, paredes de energía y filamentos con forma de “caja” que luego a nivel físico se convierte en una estructura sólida que podemos tocar y que tiene cuatro lados, una base y una tapa.

Si la conversión de la idea del producto, servicio o proyecto a nivel etérico no se produce de forma nítida, limpia y correcta, entonces el “molde” de lo que se va a terminar manifestando estará distorsionado, y, por lo tanto, esa caja saldrá con un lado torcido, una base más corta o un cierre defectuoso, y ya no solo por un “fallo” en el proceso de producción o una equivocación del operario o de la maquinaria de construcción, sino porque el molde etérico de la caja que la máquina etérica y la contrapartida mental del operario usan para manifestar la caja ya viene distorsionado.

Finalmente, el resultado de la estructura etérica vuelve a densificarse por la propia “gravedad energética” y se forman las proyecciones “holográficas sólidas” que dan lugar a que esa empresa, proyecto, servicio, producto, elemento, objeto o negocio exista en el mundo que percibimos como físico y forme parte de la realidad, tanto la nuestra personal, como la común y global.

Distorsiones y alteraciones no intencionadas

La mayoría de las manifestaciones finales de proyectos y negocios son tan diferentes a como inicialmente las hemos imaginado debido a que hay cientos de influencias no intencionadas (o malintencionadas) que se cuelan en este proceso de manifestación de algo. Estas influencias son casi imposibles de evitar, pues están compuestas por las ideas mentales que todos los que colaboran con un proyecto emiten sobre el mismo, existiendo como ya podéis imaginar múltiples diferencias entre ellas (en general). También personas de tu entorno a las que les explicas tus ideas proyectan en su mente su propia versión de lo que entienden de ellas, y eso suma también a la estructura mental de tu proyecto. Trabajadores o colaboradores de un proyecto envían sus propias proyecciones a esta estructura y proceso simplemente por su forma de entenderlo. Accionistas, consejeros, asesores y demás incluyen sus propias formas de entender todo lo anterior en cuanto “oficialmente” tienen un papel en el mismo, etc.

Esto a nivel de personas. A nivel de energías genéricas: las energías del entorno dónde se desarrolla el proyecto o está ubicado el negocio influyen enormemente. La energía de los inconscientes colectivos a los que el proyecto influye o es influenciado (tu base de clientes, la vibración que tiene, por ejemplo, es importante, ya que cuando tu curso de fotografía se conecta por resonancia con el IC de los amantes de la fotografía, ese IC ya consolidado y mucho más grande que tu proyecto lo influenciará de algún modo siempre). Puesto que la energía de las personas responsables del proyecto tiene también mucha influencia en su estructura mental, si esas personas se mueven o están relacionadas e influenciadas por niveles “bajos” y más “negativos” en su entorno, por resonancia eso altera, en poco o muchos grados, la propia estructura del proyecto.

En general, y para no alargarme, todo lo que resuene y esté relacionado con el proyecto o negocio y con las personas responsables del mismo siempre altera (y puede ser por supuesto de forma positiva), la estructura y diseño mental del mismo.

Distorsiones y bloqueos intencionados

Ahora bien, como ya podéis imaginar, hay otra serie de bloqueos que pueden alterar negativamente el proyecto y que son intencionados, un poco como lo que os contaba en telegram o con lo que regularmente hay que lidiar cuando nos ponemos a trabajar en cosas que no “gustan” del todo a REC o SC.

Ya os había comentado cuando explicamos como SC busca quitarse de en medio a aquellos que consideran “incomodos” (vamos a decirlo así) que la forma más sencilla no es enviándote un tipo duro a tu casa para intimidarte (no digo que no lo hagan, no es el modus operandi habitual). La forma más fácil es poner tu realidad patas arriba y ya explicamos cómo lo hacen en este otro artículo.

En general, como también las personas tenemos nuestros propios equipos de protección, nuestros guías, nuestro YS, etc., y si lo que molesta no eres especialmente tu como persona sino lo que haces a través de ese proyecto, pues entonces aparte de darte un poco por saco a ti todos los días, lo otro que hacen es distorsionar el funcionamiento de tu proyecto, empresa, o lo que sea que hagas.

Y entonces suelen hacer lo que veis en la imagen siguiente:

Solo he diagramado algunas cosas muy básicas: conectan egregores de cualquier tipo de energía a tu estructura mental, añaden distorsionadores de contenido en los procesos de densificación de los paquetes desde el plano mental al etérico y luego al físico, bajan la frecuencia de toda la estructura conectándola con hilos y filamentos a los niveles más bajos de la LT33, conectan tu estructura con personas u otros negocios u otros proyectos que, bajo apariencia de colaboración o apoyo, lo que hacen es abrir canales para poder insertar distorsión a través de esos colaboradores o contratos “oficiales”, que, una vez pasado un tiempo, te das cuenta de que lastran el proyecto más que lo apoyan, etc., (no tiene por qué ser intencionado por parte de esa empresa que has contratado o ese colaborador al que has aceptado, son simplemente usados inconscientemente como vectores de paso hacia tu estructura mental y etérica).

Algunos ejemplos “prácticos”

Si conectan un egregor de confusión al contenido del blog, la energía de los conceptos explicados se difumina y altera con “códigos de confusión”. Al materializarse en un artículo publicado en una web, y ser leído, la psique del lector recoge las palabras y recoge los conceptos, pero también recoge los códigos de confusión. Estos códigos pasan a la esfera mental consciente, activan el arquetipo confusión en el patrón conductual y ponen en control de la psique del lector (temporalmente) al “yo confuso”. El efecto final de leer ese artículo es que termina causando un pequeño caos mental en la persona y no consigue hacer llegar la información “real” (la explicación de algo) como estaba previsto. Si en vez de este tipo de códigos ponen otros los efectos son similares: si vendes un producto, se puede activar el “yo rechazador” que instintivamente “rechaza” aquello que percibe en ese momento. Si ofreces un servicio, se puede activar el “yo desconfiado” con los códigos adecuados, y, entonces, el servicio es percibido como “dudoso”, etc.

No siempre se consigue, es verdad. Es decir, el YS de la persona puede detectar que hay unos códigos de confusión “artificiales” insertados en la energía de ese artículo y entonces ayuda al alma a bloquear la activación del “yo confuso”, porque precisamente ha sido el YS quien tenía interés en que la personalidad leyera ese artículo para que comprendiera “algo”. Pero, aunque estos ataques y manipulaciones de REC y SC a veces, por este motivo anterior, no tienen casi efecto, cuando realmente la distorsión efectuada sobre la parte mental y etérica de un proyecto es tan grande, no hay más remedio que parar y ponerse a limpiar todo, recomponer las estructuras, quitar cables, echar entes, cambiar el sustrato mental “contaminado”, etc. Vamos, hay que hacer reformas en “casa” de arriba abajo.

A lo largo de todos estos años esto ya me ha pasado varias (muchas) veces. Aquellos que me asisten siempre trabajan 24h al día para hacer “mantenimiento energético” y yo me paso otras tantas haciendo trabajos de limpieza de la EMEDT y del blog, pero a veces no basta y, si a REC o SC les da por incrementar unos cuantos grados de magnitud la “basura” que vuelcan de forma “regular” para intentar limitar el alcance de tu empresa, negocio o proyecto, pues, en general, hay que parar una temporada todo para poder sanar, reconducir la situación y luego volver a ponerse en marcha (cuando se puede, una empresa «normal» cuando va mal por estas razones es muy difícil pararla del todo, no se entendería una justificación como la que os estoy poniendo en este artículo para explicárselo a los que trabajan en ella, sus proveedores o clientes) .

Todo tiene un final feliz

Sin embargo, por muy laboriosas y tediosas que sean las obras en casa, al final tienes una casa reformada, más limpia y mejor, así que todo siempre tiene un lado que es el que hemos de buscar para darle sentido al porqué de todo lo que nos pasa y sucede. Por lo tanto, a ver si terminan ya estas obras de sanación y, con la “casa” de todos vosotros que es el blog con una vibración mayor, una estructura mental y etérica más cohesionada, y menos distorsiones por aquí y por allá, pues seguimos con nuestra labor “informativa” y avanzamos con el material que tengo previsto seguir publicando en cuanto pueda.

 

Fórmate con la EMEDT: aprende técnicas de sanación energética y desarrolla tu potencial humano

Buscador del blog

error: