Un repaso a la “agenda” del nivel 8 de SC

sc8

Para formar parte del octavo círculo de poder dentro del sistema de control que rige nuestra sociedad desde tiempos bíblicos, es necesario haber alcanzado un grado jerárquico comprendido entre el 91 y el 180, dentro de las principales sociedades “iniciáticas” y ocultistas que existen en el planeta. Así, cuando te inician en este grado, con las ceremonias apropiadas, se accede a conocimientos y “verdades” que se desconocen en grados inferiores, o cuya transmisión y enseñanzas están parcialmente restringidas e incompletas.

Es en este grado cuando miembros de SC 6 suelen enseñar a los “nuevos” miembros de SC8 a manipular la realidad personal a niveles inimaginables, para que tu “holograma” particular refleje realmente el poder, las riquezas, el conocimiento y el dominio de las fuerzas de la naturaleza, de las leyes que rigen la manifestación de la realidad, de los “códigos” que te permiten acceder a controlar entes de mucho potencial y que te obedezcan, etc. Como ya os podéis imaginar, se necesitan muchos años de servicio a SC en el nivel 9 y 10 para que te otorguen el “honor” (para ellos) de iniciarte en este círculo, y, a partir de aquí, tus obligaciones y responsabilidades dentro del sistema crecen, y te integras en una estructura, de nuevo, cada vez más compartimentalizada.

Al igual que los miembros de SC7 tienen un único coordinador de SC6 que les “dirige” y les entrega las “tareas” a realizar, cada miembro de SC7 tiene un grupo “local” de miembros de SC8 bajo su mando. Ningún miembro de un grupo de SC8 conoce a los miembros de otros grupos de SC8, solo a su grupo “local” y a su coordinador, y así seguirá la estructura hasta SC10, haciendo que las “células” y “grupos” del sistema de control lleguen a poseer una ramificación tremendamente compleja, pero desconectada completamente entre sí. Si os viene a la cabeza el modelo “Al-Qaeda” de “células terroristas” generalmente desconectadas entre ellas, repartidas por todo el mundo, pero todas trabajando para un mismo objetivo, aquí ya tenéis el origen de esta “idea” y estructura de ejecución de planes.

Ya no tenemos analogías dentro de Star Wars para asociar el nivel de poder dentro de la saga de películas con personajes de esta y el nivel que se consigue en SC8, pero, manteniendo la jerarquía y la escala de capacidades, los miembros de SC8 activan y aprenden a usar su psique y los potenciales inherentes al ser humano a niveles de los mejores psíquicos que hayamos conocido a lo largo de la historia, y de los que se tengan referencias en nuestras hemerotecas y archivos.

Una estructura organizada “localmente”

Los grupos locales de SC8 trabajan a nivel de ciudad o de comunidad, más o menos acotada geográficamente, de forma que, por ejemplo, si el centro de “mando” del C11 de España está en Madrid y ahí se reúnen varios miembros de SC6, algunos de SC7 y unos cuantos de SC8, 9 y 10 sin que nunca se conozcan todos entre sí, y sin que nunca estén juntos excepto en reuniones de coordinador-grupo, cuando hay que organizar “algo” en una zona determinada de alguna parte determinada de la geografía del país o del lugar, la tarea se les encarga a los miembros de SC8 que físicamente tienen su residencia en esa zona, de forma que se convierten en los ejecutores “locales” de lo que se decida hacer en esa ciudad, provincia o, como mucho, comunidad autónoma. De esta manera, suele haber operativos SC8, 9 y 10 ubicados en todas las principales ciudades del mundo, en comunidades “locales” y “residentes”, con algún miembro de alto grado de SC7 coordinando a varias de ellas y, en los países más importantes, miembros de SC6 también “residentes” en puntos importantes para coordinar a miembros de SC7, organizados en la estructura de supra comités que hemos explicado en artículos anteriores.

A priori, existen más de 10.000 miembros de SC que han alcanzado el grado necesario para pertenecer a SC8. Este número es solo una estimación aproximada, pues recordad que todos los YS, las fuerzas de la naturaleza, los seres y jerarquías logóicas y todos los grupos que asisten a la humanidad comparten entre ellos la información que obtienen sobre los movimientos de REC y SC, y lo vuelcan en un enorme repositorio de información del que ya hemos hablado, y que es mantenido por todos los YS, y es de ahí de donde mi YS y aquellos que me asisten obtienen estos “datos” que os voy contando, siempre respetando las múltiples reglas de no intervención sin permiso, de no violar el libre albedrío, de respetar los procesos de “karma” y crecimiento de cada ser humano, etc., etc. Por eso, en general, a veces solo podemos publicar estimaciones o datos genéricos, pues no siempre se puede entrar al detalle para ver “cosas” de la vida de un miembro de SC, qué ha recibido como instrucciones o ha dejado de recibir, qué está haciendo o dejando de hacer, etc. A veces sí se obtienen los permisos adecuados entregados por Kumar, porque las repercusiones de sus actos implican repercusiones a nivel planetario o efectos no deseados que caen fuera de los márgenes y permisos que ya explicamos que asimoss obtuvieron en su día al crear a la humanidad. En esas circunstancias, entonces, tenemos acceso a información más detallada o permisos para poner en marcha acciones más concretas contra ellos, otras veces solo pueden, aquellos que nos asisten, poner en marcha procesos de contención más genéricos y globales para minimizar los efectos y “daños” que sus procesos causan, etc.

Gestión y coordinación de SC8

Así, las comunicaciones entre SC7 y SC8 se dan también de forma tanto presencial como tecnológica, siempre desde el coordinador del grupo hacia los miembros de este, y muchas veces se encuentran en la misma situación que explicamos en el artículo anterior, en la que, cuando dos grupos “locales” de SC8 reciben instrucciones complementarias pero asociadas a un mismo objetivo, y se ponen a trabajar en ello, en múltiples ocasiones terminan pisándose los planes unos a otros, interfiriendo unos con otros y metiéndose en las acciones unos de otros.

Un ejemplo de estas “situaciones” se produce cuando, por ejemplo, dos asesores pertenecientes a SC8 de dos ministros diferentes que forman parte de un mismo gobierno, reciben instrucciones para que uno procure que salga adelante una normativa o ley determinada en un ámbito y, el otro, recibe una instrucción de que salga adelante una propuesta en otro. Cuando uno de los asesores empuja su propuesta y más o menos consigue que el ministerio al que pertenece la proponga para sacarla adelante, resulta que choca frontalmente en varios aspectos con las propuestas de otro ministerio que han sido promovidas por miembros de SC8 trabajando en otras cosas, complementarias, pero sin especial conocimiento de las repercusiones en otros ámbitos que sus “tareas” conllevan. Luego, cuando se tienen que “cuadrar” todas estas cosas, los miembros de SC8 reportan a su coordinador de SC7 los problemas que tienen, y estos los reportan a SC6 que entonces deben dirimir entre ellos a qué le dan más prioridad, y volver a dar instrucciones para solucionar el posible conflicto. Uno de los dos grupos de trabajo de alguno de los ministerios recibe la orden de “desistir” y se busca la vida para encontrar una salida “natural” al conflicto de intereses, sin que nadie sospeche (el resto de los asesores o de funcionarios o del personal que no pertenece al sistema de control) que la orden de echarse atrás ha venido de niveles superiores de SC.

Como dijimos, SC prefiere estos “problemas” a tener que dar más información a sus miembros, así que, si SC7 solo sabía una parte pequeña de lo que conoce SC6 respecto a los planes de SC4, SC8 sabe una milésima parte de los planes que SC7 les “encargan”, compartimentalizando aún más la información. Imaginaros, pues, que un miembro de SC10, siguiendo este mismo mecanismo, no “ve” más allá de la simple acción que le indican que haga, y no tiene ni la más remota idea del plan “macro” a la que esta acción pertenece. Esto no significa que sean “tontos”, posiblemente todos intuyen y captan hacia dónde va cada proceso y cada instrucción que reciben, pero una cosa es saber que estás trabajando para “hacer cambios en la economía” de forma global, y otra cosa es conocer los objetivos reales, detalles y repercusiones de esos cambios que sí que conocen los niveles superiores del sistema.

Aprendiendo a manipular a terceros

El conocimiento esotérico y ocultista sobre el funcionamiento de la realidad en este círculo de poder es también lo bastante alto para poder manipular a terceros, así que, cuando quieren que algo te vaya “mal” en tu “holograma” personal, un miembro de SC8 sabe cómo enviarte “procesos energéticos” que interfieran con la proyección de tu realidad y la distorsione hasta que tu mundo sea un caos. He vivido esas situaciones muchas veces desde que empecé a tener un perfil más “público”, y son momentos en los que no entiendes cómo tu vida se ha puesto patas arriba “de repente” (en poco tiempo), y es una forma muy eficiente que tienen de quitarse de en medio a todos los que les estorbamos.

Quizás en muchas películas vemos como envían a un par de matones a asustar a alguien que no les “cae bien”, pero no es el método usado normalmente. La forma de hacer que alguien que interfiere más de la cuenta deje de hacerlo no siempre es “física”, sino que casi siempre es energética, mediante la superposición de unas energías tremendamente dañinas sobre tu “burbuja holográfica”, que se acoplan a tu proyección del mundo en el que existes porque cada uno es responsable de su realidad, y lo convierten en un mundo puesto “patas arriba”. También se hace mediante el envío de entes de enorme potencial que no tienen por qué ir directamente a por tu sistema energético o físico, sino a remover y alterar las ondas que proyectas y que forman la realidad que percibes como “lo que me pasa”, a la vez que alteran la realidad de aquellos con los que convives por el mismo mecanismo. Alguien que tiene su vida del revés y al que consigues que muchas cosas se le pongan en contra, es alguien del que ya no tienen que preocuparse tanto (o nada), pues ya estará ocupado en recomponer su realidad para poder seguir adelante en su día a día y solucionar tanto sus problemas como los de sus allegados.

La pausa del año pasado en la que estuve tres meses sin escribir, o este mes pasado que tampoco lo he hecho durante unas semanas, fue debido a este tipo de procesos que se ponen en marcha contra uno mismo, y que requieren de tiempo para poder ser disueltos, para recuperarte, reforzar tus protecciones y seguir adelante. Por lo tanto, para poder “defenderte” de este tipo de manipulaciones, no solo hay que tener cuidado a nivel físico (si te siguen cuando vas a un lado u a otro) sino que, principalmente, hay que tener cuidado a nivel energético, continuamente, de ahí que, muchos de nosotros, nos pasamos la mitad de nuestra jornada de trabajo (o más) haciendo limpiezas y sanaciones energéticas en casa, en nuestra estructura de cuerpos sutiles, en nuestros mecanismos de proyección de la realidad, en nuestros inconscientes colectivos familiares, en nuestros allegados, etc., pues es ahí por donde es más fácil actuar para pararle los pies a una persona “incomoda”, sin que realmente esa persona comprenda de dónde viene tanta alteración “de repente” en su vida.

Agenda y responsabilidades de SC8 en estos momentos

Entonces, ahora que conocemos un poco más el modus operandi de este círculo de poder, ¿Tienen tareas asignadas de forma “genérica”? No, no las tienen. Ni en el nivel 8, en el 9 o en el 10 se les asignan responsabilidades “regulares” que deban ejecutar de forma “rutinaria”, sino que, en estos tres últimos círculos de poder de SC, sus miembros solo ejecutan aquello que directamente se les dice que pongan en marcha. Esto hace que un miembro de SC8 pueda trabajar en múltiples “proyectos” elaborados por SC4 y detallados por SC6 sin tener la más remota idea de si las “peticiones” que le llegan están relacionadas entre sí, son cosas que “van a pasar ahora” o es una preparación para algo que se pondrá en marcha a un año vista, o si es un proceso que se le ordena para corregir o complementar algo que otro miembro no ha podido hacer, no le ha salido bien o ha encontrado demasiada resistencia.

¿Qué ganas formando parte de SC en estos niveles?

Pareciera pues, que formar parte del sistema de control en sus niveles inferiores no te aporta mayor poder o conocimiento o control sobre lo que le sucede a la humanidad, y que el incentivo de obedecer sin rechistar y hacer lo que te dicen pudiera ser solo la ambición personal por “escalar” grados y puestos jerárquicos hacia niveles superiores. En parte es correcto, por otro lado, es el conocimiento del manejo de la realidad y la formación “esotérica” y “ocultista” lo que mueve en este nivel a sus miembros a seguir adelante, pues aprendes a mover “el mundo a tu favor”, al menos los procesos que dictan tu propia realidad y los procesos de las realidades en las que puedes influir, y hay muchos de estos miembros que ya se conforman con ello, a cambio de la lealtad que el sistema les exige en contrapartida.

Por otro lado, es en este nivel cuando realmente empiezas a tener mucha más información sobre asimoss y el resto de las razas, empiezas a entender mejor los detalles sobre la historia de la humanidad y nuestra creación como especie, empiezas a recibir las técnicas de activación de tu potencial innato, etc.

También es aquí, en este nivel, cuando la manipulación que SC tiene sobre tu psique y tu sistema energético se acrecienta, cuando se te bloquean una parte de las cualidades “álmicas” que rigen la empatía, la compasión, la “humanidad” en términos genéricos, así como se activan en tu personalidad otros comportamientos y programas de obediencia, sumisión, acatamiento, etc. En muchos casos, el YS y el alma tratan de contrarrestarlos, pero la programación mental y el control energético sobre la psique suele ser lo bastante férreo para que estos últimos vayan perdiendo parte de la capacidad presente en todos nosotros para que, nuestros niveles y estructuras superiores, puedan asistir a la personalidad. Puesto que en cada ceremonia “iniciática” de paso de grado se les imbuye más profundamente en el “egregor SC”, es cada vez más difícil para cualquiera de sus miembros “salirse” del mismo y poder “darse cuenta” de “dónde se han metido”.

Dejamos aquí esta “introducción” a SC8 y nos queda pues, ya en el siguiente artículo, explicar algo más de SC9 y 10, y lo haremos en un último post sobre el tema, para completar esta visión general sobre la organización y funcionamiento de SC en todos sus niveles.

David Topí


La fuente de la información | Comprobar la información del blog  |  Cómo funcionan las peticiones | Glosario | Descargas 


 

Dale sentido al mundo que te rodea y a las experiencias que no puedes explicar

 

Aquí puedes encontrar todos los libros publicados hasta el momento, para profundizar y comprender mejor los temas que tratamos en el blog y ampliar tu conocimiento sobre los diferentes aspectos de “el mundo que no vemos”.


Buscador del blog

error: