Un repaso a la “agenda” del nivel 5 de SC

monarq

Continuamos nuestro repaso por el “trabajo” actual de los diferentes niveles de SC y llegamos al quinto círculo de poder, formado por 48 miembros. Como veis, siempre se aumenta en una octava (se dobla) el número de personas que forman parte de cada círculo. En el primero de ellos, son tres los asimoss que gestionan SC, en el segundo nivel, son 6 miembros de las principales razas de REC, en SC3 son 12, en SC4 son 24 y en SC5 son 48. Este es el último estrato en el cual se mantiene esta regla, pues ya veremos más adelante, cuando expliquemos algo sobre el nivel 6, que este está formado por varios cientos de personas, en vez de las 96 que correspondería de seguir la lógica. En todo caso, este quinto círculo de poder, como ya hemos ido explicando anteriormente, está formado exclusivamente por miembros de casas reales, dinastías y monarquías de todo el planeta, y fue “insertado” en la estructura de SC siglos después de que esta se formara, ya que los diversos acontecimientos históricos y el desarrollo de la nobleza y reinos feudales y el dominio de “reyes” sobre pueblos y naciones enteras le vino bien a asimoss para reestructurar la organización de SC existente hasta ese momento colocándolos justo debajo de los miembros de SC4, para que hicieran de “enlace” con los “ejecutores” finales de los planes de estos.

¿Cómo se organiza la estructura de este círculo de poder? ¿Cómo actúan o forman parte de un sistema de gestión de la humanidad si son todos caras públicas y conocidas?

Bien. Vemos un poco su estructura primero. A pesar de que hay miles de personas en el mundo que tienen algún tipo de título real o nobiliario, solo 48 de ellos forman parte del nivel de control que responde a SC4 y que son los que están “al tanto”, en mayor o menor medida, de los planes de estos, y que son los encargados, en mayor o menor medida, de hacer de enlace con los miembros de SC6.

Las instrucciones que SC5 reciben de SC4 provienen de un único interlocutor. Esto significa que no hay contacto ninguno entre SC4 y SC5 excepto en un único enlace, pues, como hemos explicado en el artículo anterior, los círculos de poder se estructuran de forma concéntrica para que sea imposible que nadie pueda acceder a ellos o conocer nada sobre lo que se “cuece” en ellos, habiendo un único enlace entre círculos. Así, el mismo miembro de SC4 que recibe las instrucciones de SC3 es quien las pasa a un único miembro de SC5 que es quien luego comunica esas “instrucciones” a los 48 miembros de este nivel.

Pudiera parecer que es un sistema “débil” o con un único punto de posibles fallos, pero ese miembro de “enlace” tiene una protección y unos mecanismos de trabajo realmente excepcionales que quizás podamos comentar más adelante, según vean aquellos que me asisten si el riesgo que ello conlleva vale la pena asumirlo.

En todo caso, la estructura de este quinto nivel es también muy interesante, pues se basa en la llamada Order of the Garter (Orden de la Jarretera). En internet tenéis una descripción “externa” y pública de esta orden medieval:

La Nobilísima Orden de la Jarretera o La Nobilísima Orden de la Liga (The Most Noble Order of the Garter) es la orden de caballería más importante y antigua del Reino Unido, fundada en 1348 por el rey Eduardo III, inspirada por la leyenda de los caballeros de la mesa redonda. Es considerada el pináculo en el sistema de honores británico.

La admisión a la orden es muy limitada. El monarca y el príncipe de Gales son siempre miembros junto con veinticuatro varones o mujeres. Los miembros masculinos son conocidos como los compañeros caballeros, y los miembros femeninos son conocidos como las señoras compañeras (no «damas», como en la mayoría de las otras órdenes de código de caballería británicas).

La orden también incluye miembros supernumerarios o extras, llamados caballeros y damas reales (miembros de la Familia Real británica) y caballeros y damas extranjeros (monarcas de Estados extranjeros).

Su funcionamiento interno es algo diferente a la versión pública, pero, a grandes rasgos ya nos sirve para explicar cómo se organizan entre sí. Estos 48 miembros “oficiales” tienen grados internos dentro de esta orden, de forma que están jerarquizados y, por ese motivo, las casas reales “actuales” también están supeditadas unas a otras, sea público y conocido o no. Esto quiere decir que, si un monarca de grado 20 dentro de SC5 le “pide” a un rey de grado 12 de SC5 que “haga algo”, este último lo tiene que hacer. La admisión dentro de la Orden de la Jarretera implica aceptar y jurar la obligación de ello, y solo uno o dos miembros de algunas casas reales tienen grados oficiales en la misma. En España, por ejemplo, solo el rey emérito y el monarca actual forman parte de esta orden con “grados oficiales”, este último desde el año 2017 aproximadamente. Esto significa que cualquier información o “cosa” que SC5 comunique a sus miembros, debe quedar exclusivamente dentro del secreto de estos, no pudiendo ser revelado a nadie más por muy “pariente real” que sea también. Esto permite a miembros “reales” tener familia fuera de la nobleza, pero no compartir con ellos nada que sea comunicado por SC5 bajo pena de gravísimas consecuencias.

En el futuro, por ejemplo, cuando la actual princesa que ahora es una adolescente sea investida (si lo es) como parte de la orden, y empiece a comprender el sistema de control a mayor profundidad (se les va formando muy poco a poco desde pequeños en ello sin mayores “presiones”) solo podrá compartir “cosas” de SC5 con su padre o con su abuelo, no pudiendo hablar de ciertos temas ni con su madre o su hermana o resto de familia, que pueden intuir o percibir “las intrigas de palacio”, pero no podrán realmente formar parte del flujo de información, poder y decisiones que se toman dentro de este círculo de gestión de la sociedad. Como el número de miembros de SC5 es fijo, para que entren nuevos otros tienen que salir antes, así que la rotación en este nivel es algo más alta que en el resto de los niveles inferiores, donde se pueden seguir sumando miembros sin límite alguno.

Entonces, ¿Qué tarea tienen los miembros de este nivel?

Básicamente actúan de enlace con los miembros de SC6 para que estos ejecuten las órdenes y planes diseñados por SC4. Parece realmente “inútil” tener un eslabón que “solo” transmite información, pero está diseñado para que los miembros de SC3 y SC4 nunca salgan a la luz y no se tengan que desplazar ni ser conocidos, mientras que los miembros de SC5 son públicos y pueden tener miles de actos oficiales por todo el planeta, como de hecho los tienen, para poder desplazarse a voluntad de un lugar a otro y, así, “verse” con miembros de SC6 en todo tipo de actos, reuniones, encuentros y eventos “oficiales”.

Si recordáis, por ejemplo, el año pasado la anterior administración americana “obligó” a varios países a firmar acuerdos y establecer relaciones diplomáticas con Israel, lo cual no fue sino para facilitar que miembros de SC6 de este país pudieran desplazarse de forma “pública” para tener reuniones de forma “pública” con miembros de SC de países con los que Israel no poseía relaciones diplomáticas y, como hacer viajes “secretos” para que un ministro o alto cargo de un país que forma parte de SC se pueda ver con otro de un país supuestamente “enemigo” les es muy complicado, es más fácil “forzar” relaciones diplomáticas para que todo esté “a la vista” y estos encuentros y muchos otros se puedan dar bajo una apariencia de normalidad.

Por lo tanto, la función y tarea de los 48 miembros de SC5 es entregar instrucciones a los cientos de miembros de SC6 allá donde se encuentren y, si es posible, en persona, sin dejar ningún tipo de comunicación escrita de ninguna manera. Aunque algunos pocos miembros de SC5 tienen capacidades “mentales” y pudieran en ciertos casos enviar o recibir instrucciones “psíquicas”, no es el método usado, pues la mayoría de miembros de SC5 no pasan por una “formación” esotérica y ocultista como si lo hacen todos los miembros de SC6 al 10, donde se les “activan” esos potenciales, así que la labor de SC5 es viajar por el mundo, inaugurar monumentos y museos, dar la imagen de institución “para el pueblo” y dedicarse realmente a llevar las instrucciones necesarias a quien sea necesario para poner en marcha lo que sea necesario donde sea necesario.

Al hacer de enlace, no tienen funciones ejecutivas, ni decisorias ni planificadoras en nada de lo que SC4 diseña y SC6-10 ejecuta, pero son los que han de darles las instrucciones sobre qué hacer con todos los detalles necesarios para ello. Hace falta frialdad y haber sido realmente “imbuido” en la psique colectiva de este nivel para poder llevar a cabo esta tarea, pues muchas veces has de dar instrucciones que juegan con la vida de millones de personas, y, además, deben lealtad a la orden y a SC, sin importar lo que se les indique transmitir que pueda ir en contra de sus países de origen. Por esta razón, asimoss, y REC en general, mantienen un cierto control sobre la “programación”, personalidad y sistema “energético” de los miembros de SC5, pues la mayoría no han pasado por la “reprogramación” que aquellos en SC6-10 reciben cuando van subiendo de grado dentro de las órdenes “iniciáticas” en los que se les “recluta”.

¿Cómo se “reparten” el mundo en SC5?

En general, de la forma más sencilla: por idioma y similitud cultural. Es decir, si SC4 desea activar “algo” en una parte del mundo, y tiene que comunicárselo a los miembros de SC6 en el país o región donde “eso” se quiera llevar a cabo, el miembro de SC5 que se encarga de ello es el que tenga más facilidad para desplazarse a ese punto, lo cual suele ser algo bastante usual entre monarcas y muchos países que han sido colonias de sus “reinados”. No sorprenderá a nadie que cualquier cosa que se quiera comunicar a miembros de SC latinoamericanos pasará, en la mayoría de las ocasiones, por los miembros de SC5 españoles, o que todos miembros de SC6 en los países que forman parte de la Commonwealth reciben las instrucciones de miembros de SC5 británicos, o miembros de SC6 en países que fueron antiguas colonias belgas u holandesas reciben instrucciones de miembros “reales” de miembros belgas u holandeses de SC5, etc. Los miembros de SC6 en Rusia reciben instrucciones de miembros de SC5 rusos descendientes de los antiguos “zares” igual que los miembros de SC6 en China, por ejemplo, reciben instrucciones de miembros chinos de SC5 descendientes de las antiguas dinastías que unificaron el país hace siglos. Como veis, no hay en internet especial constancia de que haya miembros “reales” chinos o rusos en ningún sitio pertenecientes a esta orden, por lo que ya podéis intuir que, lo que hay de “puertas adentro”, es bastante diferente de la imagen pública de lo que se conoce al respecto.

Por lo tanto, este círculo de poder se encuentra a medio camino entre los niveles más “secretos” (SC1-4) y los niveles más “externos” (SC6-10), y sus tareas “reales” de representación y protocolo los hacen “perfectos” para el rol que asimoss les otorgó ya antes de la Edad Media y que se ha mantenido funcionando e intacto hasta nuestros días. La imagen pública que se proyecta es muy distinta a la realidad, pero es una “fachada” necesaria para ellos y de su efectividad depende que el “pueblo” les siga manteniendo en su posición “real” y les permita continuar con sus “cometidos” dentro del sistema de control de la sociedad.

David Topí


La fuente de la información | Comprobar la información del blog  |  Cómo funcionan las peticiones | Glosario | Descargas 


 

Dale sentido al mundo que te rodea y a las experiencias que no puedes explicar

 

Aquí puedes encontrar todos los libros publicados hasta el momento, para profundizar y comprender mejor los temas que tratamos en el blog y ampliar tu conocimiento sobre los diferentes aspectos de “el mundo que no vemos”.


Buscador del blog

error: