Artículos y publicaciones

La «esencia» o la energía que nos conecta al «logos»

Todo ser consciente que se encuentre dentro de una galaxia, posee una conexión energética con su «logos galáctico», el ser-consciencia que aglutina y da «vida» a todo aquello que, nosotros, en nuestro caso, conocemos como la Vía Láctea, y cuyo nombre, en Irdin, es Eur. Esta conexión energética la hemos denominado «esencia«, en varios artículos o cuando he hecho referencia a ella, y todos los seres humanos la poseemos, igual que todos los peces, los pájaros o las morsas. En cualquier planeta de la Vía Láctea donde haya vida, cada avatar está conectado a Eur, de diferentes formas y en diferentes configuraciones, pero no existe ningún vehículo físico o energético que no la posea, pues, por diseño, todo logos ha de «nutrir» y mantener algún tipo de conexión con la vida consciente de la que es «responsable» en sus dominios.

En libros o fuentes más espirituales o religiosas, a esta conexión se la ha denominado la «chispa divina» o la «partícula primordial«, pero esta terminología puede llevar a confusión por dar a entender que no se trata de un flujo energético de doble sentido con el logos, sino de «algo» individualizado presente en nosotros internamente que está «encendido» y que nos hace ser «espirituales» en esencia. De alguna forma, no es que sea errónea esta interpretación, pero se queda corta para realmente dar a conocer el concepto de la energía «esencial» (de ahí «esencia«) que fluye dese el logos de cada galaxia hacia los seres vivos de la misma.

¿Dónde está la «esencia»?

Como muchos quizás ya sabéis, en el ser humano la «esencia» se encuentra en el Hara o tantien inferior, desde el cual «nace» un vórtice energético o «dimensional» a través del cual fluye tanto desde nuestro sistema sutil hacia el campo de energía de Eur como al revés, el flujo de «plasma esencial» que sostiene la vida a nivel macro, englobando el resto de energías que forman parte de la estructura del ser humano, de la estructura de nuestro planeta, del sistema solar, etc. Las plantas, por ejemplo, suelen poseer esta conexión energética con Eur en sus raíces, desde donde también existen micro vórtices «dimensionales» que permiten al reino vegetal sintonizar con esta energía, además de poseer, por supuesto, conexiones con nuestro logos planetario (Kumar en Irdin) y todos los campos y estructuras de la Tierra. Los animales, dependiendo de su estructura energética, poseen la conexión con la «esencia» también en alguno de los tantiens de su sistema energético o en puntos vitales del mismo, algo que ya varia de especie a especie, pero estando presente esta conexión «logóica» o «esencial» en todos ellos.

¿Y los miembros de las diferentes razas «REC» que se encuentran en el planeta? ¿Poseen asimoss esta «esencia» o «chispa divina»?

Si, indudablemente la poseen, pues aunque como raza se desconectaron de sus YS como ya hemos explicado en los cursos y artículos del blog, no te puedes «desconectar» del flujo de energía que te «sintoniza» con el logos de la galaxia donde te encuentras. Esto hace que asimoss, amoss, alomiss, animiss, etc., etc., sigan teniendo esta conexión también ubicada en su tantien inferior, o el equivalente al componente energético que hace la misma función en sus avatares que el Hara hace para nosotros. De esta manera, Eur está «al tanto» de todo lo que sucede en cualquier ser vivo en cualquier parte de la Vía Láctea, y, aunque eso no significa que intervenga o que haga o deje de hacer nada al respecto, su campo de consciencia (denominado Eurul en Irdin) recoge las intenciones, acciones, pensamientos, formas energéticas, datos, movimientos, procesos y octavas puestas en marcha o siendo experimentadas por todos los seres vivos de sus «dominios».

Esta conexión es vital para la supervivencia del avatar, pues aunque no se pueda visualizar, es como un cordón umbilical que conecta el Hara con la consciencia de Eur, que no es que se encuentre en ningún punto concreto de la galaxia o en una ubicación espacial determinada, ya que Eur es «todo» lo que hay en la Vía Láctea y Eurul es el campo de energía consciente que hace de sustrato para todos los sistemas y estructuras de la misma. Este «cordón umbilical» es el que sirve tanto para incrementar y recibir energía y vitalidad desde Eur hacia el Hara como para que Eur tenga «constancia» y «consciencia» de todos los procesos que se dan en cada ser vivo.

Para evitar quizás la confusión de niveles y campos y que está por encima de qué, volvamos a recurrir al ejemplo de las muñecas matriuskas donde unas se encuentran dentro de otras. Así, pongamos que la muñeca más interior es el ser humano, dentro de una muñeca más grande que representa el planeta con todos sus campos, energías y estructuras, a su vez envuelto en otra muñeca que representa el sistema solar, luego en otra que representa el sector de la galaxia donde nos encontramos y finalmente envuelto en la muñeca más exterior que representa nuestra galaxia.

A nivel de «logos», el ser humano se encuentra en los dominios de Kumar, el «logos planetario», que se encuentra a su vez en los dominios de Rawak, el «logos solar», que se encuentra a su vez en los dominios de Umar, el «logos regional» y que se encuentra a su vez en los dominios de Eur, el logos «galáctico». En este caso, Eur tiene un «cable» directo con todos los seres vivos de cualquier parte de la galaxia, y este «cable» va directo hacia los avatares, «bajando» desde la muñeca más «exterior» hacia la más interior, y conectando directamente ambos niveles.

Todos los YS están conectados a Eur

A nivel de YS, sucede lo mismo. Todos los YS se comunican entre sí a través de una «centralita» de información ubicada en el plano mental de Eur, de forma que podemos hacer una sanación a otra persona con los protocolos que vemos en los cursos porque mi YS, para saber con que YS tiene que conectar y a quien tiene que pedirle la información sobre los bloqueos que queremos sanar, tiene un «hilo directo» con los demás YS en esta «centralita», además de con un repositorio de información que todos los YS comparten y donde vuelcan todo lo que todas sus encarnaciones están experimentando, sin ponerles «nombre y apellidos» para no violar las reglas del libre albedrío, pero para que todo YS sepa qué sucede en el planeta sin tener que «revisar» todo el entramado energético global para ello.

En este artículo del blog hace ya algún tiempo explicaba con más detalle este mecanismo de comunicación entre YS y es, por ejemplo, el que usa mi YS para explicarme a mí que sucede aquí o allá en la Tierra, que hace SC o que hace REC, que se ha movido en esta parte del planeta o en la otra, pues allá donde se encuentre una encarnación activa de un YS, se puede acceder a cualquier cosa que esa encarnación esté viviendo, y los YS lo comparten todo manteniendo el anonimato de sus encarnaciones para su protección. Cuando no hay ningún ser humano a través del cual obtener información sobre algo, como sucede cuando hablamos de cosas que asimoss o amoss y compañía hacen fuera de nuestro alcance, la información la vuelca en ese repositorio el propio Kumar, pues todo lo que sucede en la Tierra está bajo su monitorización y supervisión, de nuevo, intervenga o no al respecto, pueda o no pueda hacerlo, pero no por ello deja de comunicar al resto de seres que existen en el planeta todo lo que pasa en su avatar. De esta forma, todos los YS, todos los miembros de las fuerzas de la naturaleza, de las jerarquías de asistencia al logos, de los «guías», protectores y otros grupos que nos asisten, están siempre «actualizados» con todo lo que pasa en la Tierra, ya que todo se vuelca en el mismo repositorio de información y, de ahí, todos aquellos que tienen responsabilidades sobre los procesos evolutivos de la Tierra disponen de todos los detalles al respecto.

Protegiendo el acceso a la información y al poseedor de la misma

En mi caso, puesto que hay datos «ahí» que son muy peligrosos de conocer, siempre se regula este acceso acorde al riesgo-beneficio que supone conocerlos. Si por ejemplo me explicaran los tejemanejes de asimoss en tal o cual tema y yo (cualquier persona accediendo a «eso») no tuviera las protecciones adecuadas o fuera muy difícil protegerle de un ataque de asimoss por conocer «eso», entonces se «veta» el acceso a ese tema y mis guías me dicen que esa información no me la pueden dar por mi seguridad, pues conocerla haría que muchas fuerzas asimoss o incluso de SC se pusieran en mi contra (o en contra de cualquier ser humano que supiera «eso») a niveles más allá de lo que es aceptable para la seguridad de cada persona. De ahí que siempre procuran que el acceso a ese repositorio común de información esté protegido y que nadie que no necesite tal o cual dato pueda acceder al mismo, buscando un equilibrio entre el riesgo que tiene «saber eso» y el beneficio que puede aportar el conocerlo o hacerlo público.

Gracias a estos mecanismos a través de la conexión con Eur, todos los seres vivos de cada galaxia intercambian continuamente información sobre lo que les sucede o lo que necesitan. De los más de 2 millones de razas conscientes que hay en la Vía Láctea, una gran parte de las mismas usan esta misma capacidad de conectar a través de su «esencia» con Eur para intercambiar información entre ellos a través de diferentes repositorios de datos que se han ido creando a lo largo de eones para ello. Nosotros, a nivel energético, y de momento, no tenemos la capacidad de hacer eso, pero si la capacidad de usar la energía de la esencia, por ejemplo, para recargar nuestro tantien o nuestro sistema energético, en una meditación visualizando como desde lo más profundo del Hara sale una energía que viene de Eur y que impregna cada filamento y cada célula de nuestro cuerpo. Con la intención de que así sea, o pidiéndole asistencia a nuestro YS para que nos guie en este tipo de meditación para recargarnos energéticamente con la «esencia», podemos conectar con Eur, y, de alguna forma, sentirnos también parte de todo el conjunto de vida y consciencia que existe en toda la Vía Láctea.

David Topí

 

error: