Influencia y diferencias energéticas en el avatar según el grupo sanguíneo que poseemos

Como esta semana me habéis hecho llegar un par de preguntas relacionadas con el tema de los grupos sanguíneos y los diferentes cambios que asimoss realizaron en su momento durante el proceso de creación de la raza humana, entremos un poco en detalle en el tema, para expandir algunas de las nociones que os he comentado en el nivel 1 de DM.

Existen diferentes tipos sanguíneos porque en los diferentes experimentos que se llevaron a cabo para la transformación del troodón en manu, el manu en lhulu, y el lhumanu en los diferentes modelos de homos, buscaron y probaron muchos tipos de combinaciones genéticas para encontrar el avatar que más se adaptara a sus necesidades, a sus requerimientos y a los “designios” de las clases dirigentes asimoss que pedían diferentes características para diferentes funciones u ocupaciones, con lo que el diseño de cuerpos orgánicos con diferentes grupos sanguíneos fue algo premeditado y no fue producto de ninguna casualidad o error.

Por lo tanto, según el tipo de antígeno presente en los glóbulos rojos y según la presencia de RH (RH+) o su ausencia (RH-), fueron combinando y creando pequeñas diferencias en los avatares fisiológicos y orgánicos que poseemos que, a nivel energético, poseen muchas más diferencias que lo que se percibe a nivel puramente físico. De esta manera, algunas combinaciones sanguíneas dan más capacidad al avatar para sostener niveles energéticos más elevados, otras combinaciones dan más potencial a la conexión álmica para gestionar el cuerpo físico, otras combinaciones permitían a los asimoss acoplarse más fácilmente a los lhumanus, etc.

De este modo, y para citar algunas características destacadas de cada grupo, tenemos que:

Para el grupo A: más fuerza física, por lo tanto, más fuerza etérica, sus genes tienen activados una ínfima variación respecto a los otros grupos sanguíneos que no se nota en ningún tipo de análisis médico pero que permite al cuerpo etérico ser más resistente a energías externas, con lo cual, asimoss, se pueden/podían acoplar más fácilmente a un cuerpo de tipo A y el cuerpo aguanta su energía, densidad y vibración con mayor facilidad. Este tipo de personas, si llevaran entes o bloqueos encima de baja vibración, los aguantan mejor que los otros grupos. Fueron creados para servir de avatares a la realeza asimoss y que estos pudieran tener cuerpos humanos para cuando quisieran trabajar en el plano más denso de la Tierra.

Para el grupo B: Mayor capacidad intelectual, no significa que sean genios, o superdotados, sino que su cuerpo mental tiene una vibración media mayor que el resto, con lo que puede integrar conocimientos de mayor nivel frecuencial y complejidad, con algo más de facilidad que el resto. Pero esto ya no se cumple, porque como nos pusieron tantos bloqueos en la psique a todos, estamos tremendamente limitados mentalmente tengamos el grupo que tengamos. Originariamente, eran avatares para las élites asimoss y aquellos que se dedicaban al estudio y enseñanzas.

Para el grupo 0: Avatares polivalentes, fueron creados para poder solucionar los problemas físicos de los dos grupos anteriores si hacia falta, de ahí que su sangre sea compatible y sean donantes universales. Cuando los lhumanus se hacían daño en las minas, y la humanidad sufría las consecuencias del trabajo esclavo bajo asimoss, se usaban avatares de tipo 0 para sanar a los otros (transfusiones de sangre se entiende). Son versátiles y son más flexibles a nivel energético, más maleables, pueden subir y bajar más fácilmente su vibración, etc. De nuevo, esto ya tampoco se cumple, porque para evitar que el ser humano suba de vibración, todos tenemos decenas de bloqueos y programas tengamos el tipo sanguíneo que tengamos, pero era así en el inicio.

En relación a enfermedades, por ejemplo, inicialmente, digamos que en general podía ayudar tener un grupo A, para enfermar menos, pero eso ocurría en el diseño original, pues hoy en día, de nuevo, como a todos nos han manipulado tanto y hemos todos pasado por múltiples disfunciones que han reducido nuestro nivel de salud a uno «mediocre» (en general), ahora mismo no hay importantes diferencias a la hora de llevar mejor una enfermedad u otra, sino lo que importa es el estado de salud de la persona y de su sistema inmunitario.  Por otro lado, aunque inicialmente el grupo A fue creado con la intención de facilitar el «acople» de asimoss, que querían tomar un avatar humano, hoy en día, si quisieran hacerlo,  tanto asimoss, como amoss, como entes negativos, etc., se acoplan a todos los humanos con la misma facilidad. Los diseños originales solo pretendían hacer diferencias para las élites respecto a los asimoss de «a pie», como tener un coche lujoso para el rey y un Opel Corsa para el pueblo, pero también un rey se puede subir en un Opel Corsa con total facilidad si así lo considera oportuno.

A nivel de alimentación, puesto que el avatar humano se debía nutrir de alimentos orgánicos desde nuestros inicios, es correcto que algunos de estos alimentos poseen características más favorables para el desarrollo de ese avatar según el tipo sanguíneo que poseyera, y, aunque hoy en día todos los seres humanos seamos del tipo de sangre que seamos comemos más o menos lo mismo, hay pequeñas diferencias en la alimentación que hace que algunos alimentos sean más recomendables para un cierto tipo sanguíneo que para otro, no siendo indispensable para nuestra supervivencia o estado de salud, pero sí para optimizar el potencial físico-energético del avatar. Así que, en general, el observar las reglas y estudios que se hayan podido publicar (sin distorsión por el sistema médico-científico) sobre qué tipo de alimentación es más adecuada para cada tipo sanguíneo mejora mínimamente el estado de salud del cuerpo.

A nivel de carácter o personalidad, la diferencia depende de la combinación fisiológica que el avatar tenga, pues los programas de la psique, el programa ego y la esfera de consciencia en cuya superficie se ubica nuestra personalidad también dependen del estado energético del cuerpo que rigen, y este estado energético depende de su composición química, que depende en parte del tipo de sangre que se tenga. Esto hace que sea semi-correcto el explicar diferentes tipos de personalidades según los diferentes tipos sanguíneos que existen en la raza humana, como diferentes libros o enseñanzas han publicado, porque cada tipo difiere ligeramente en frecuencia y vibración y los diferentes patrones y “yoes” que tenemos se adaptan con mayor o menor facilidad a una u otra frecuencia, llegando a predominar aquellos más acordes a una vibración en un tipo de persona A, otros en un tipo de persona AB, otros en un tipo O, y así sucesivamente.

En definitiva, la idea de asimoss era tener diferentes «modelos» de seres humanos para que cumplieran diferentes funciones, aunque, luego, ya con el tiempo y el desarrollo de la sociedad, estas diferencias se han reducido enormemente y son muy pequeñas en la actualidad. Aún así, siempre puede seros útil comprender que según el grupo que tengáis, vuestras características energéticas difieren algo de las del resto de grupos y en algunos aspectos se puede notar mas o menos en vuestro día a día.

Fórmate con la EMEDT: aprende técnicas de sanación energética y desarrolla tu potencial humano

Buscador del blog

error: