Por David Topí - 4 - diciembre - 2017 11:44 am

Moviendo nuestro cuerpo causal a un nivel superior de realidad

crea-tu-realidad

Iniciamos un nuevo bloque de trabajo habiendo dejado atrás, y esperando que se hayan completado, las desprogramaciones anteriores, que, estemos en el punto de nuestro camino evolutivo en el que estemos, tendrán efectos muy positivos por haber aligerado una gran carga en el cuerpo mental y en las esferas mentales con todos los programas, filtros y demás que hemos ido sacando en estas últimas semanas.

Así, nos ponemos ahora con el trabajo necesario para seguir soltando lastre energético de cara a una sintonización con la realidad más alta posible, estemos en la línea temporal en la que estemos, es decir, igual que en la línea temporal 42 hay diferentes subniveles que marcan la conexión y sintonización con corrientes energéticas de menor a mayor vibración, igual pasa con la línea 33, que, aún estando por debajo de las frecuencias de la 42, tiene diferentes subniveles que marcan que, dentro de esa misma línea 33, haya subniveles mucho más negativos y otros algo mejores. Vamos a sintonizarnos todos con el subnivel más elevado al que cada uno sea capaz de llegar, esté en la línea temporal en la que esté.

Para ello, hay que ir soltando carga etérica, emocional, mental y causal, de los cuatro cuerpos principales, paso a paso, para que, por resonancia, simplemente al tener una frecuencia mayor, y con la ayuda de nuestro YS, nos vayamos anclando a las corrientes y subplanos más adecuados para nosotros en estos momentos. La idea, si tuviera que poner un objetivo, es dejar vacío (de personas) el nivel más bajo de la línea 33, para que nadie (que tenga interés en hacer este trabajo, claro) esté sintonizado con él y este se quede, si acaso, para el sector más negativo de la población humana a la que, por mucho que queramos, no vamos a poder alcanzar a ayudar, pues están a mucha distancia de comprender ni siquiera cual es la situación en la que se encuentran. Pero, si conseguimos vaciar lo suficiente los niveles más inferiores de la línea 33, podremos al menos ir reduciendo el poder de atracción que pueda tener sobre nosotros al sacar las partes de nuestro sistema energético que resuenen con ello y empezar a sintonizarnos poco a poco con otros planos superiores.

Estructura energética de las líneas temporales

Tal y como habíamos dicho, la línea 42 está compuesta por tres octavas de 7 subniveles cada una, y la línea 33 también, así que tanto para una línea como para la otra, existen 21 subniveles principales (luego, si quisiéramos, cada subnivel se podría dividir a su vez en sub-sub-niveles más pequeños, pero ya entraríamos en un nivel de detalle que no nos es necesario para este trabajo).

El nivel 1, 2 y 3 de la línea 33 representan los niveles más profundos de negatividad existentes en el planeta, los de más baja vibración, los de más baja frecuencia, y es difícil moverse por ellos. Pertenecen ya no tanto a personas sino a entidades incorpóreas que co-existen con nosotros en el plano físico, aunque no sean percibidas por los sentidos ordinarios. Aún así, quizás en algunos puntos del planeta existan zonas de negatividad tan elevada que, en algún momento, aquellos habitando en ellos hayan podido sintonizarse con estos niveles, literalmente, un “infra-mundo”, energéticamente hablando. Para todos, lo ideal sería que no tuviéramos ningún cuerpo sutil en ninguno de los subniveles de la primera octava, así que todos aquellos en la 33, que sigue siendo la mayoría de la población humana, pudiéramos subir desde el etérico al causal la frecuencia hacia el subnivel 8 de esta misma línea como mínimo. Como los cuerpos se mueven en orden de mayor frecuencia y vibración a menos, hemos de empezar por el cuerpo causal. De nuevo, el trabajo se ha de hacer con nuestro YS, y lo vamos a combinar para ambas líneas, de forma que todo el mundo, estéis en la línea que estéis, podáis mover vuestro cuerpo causal uno o varios niveles “hacia arriba”.

image_thumb2

Este trabajo también puede durar días o semanas, dependiendo de la carga que cada uno lleve a cuestas, por lo tanto, hay que hacer peticiones regulares, e ir monitorizando el % que queda aún por eliminar para que este cuerpo pueda dar un salto a un nivel superior, que no vamos a definir, porque para cada uno será distinto.

La petición es la siguiente:

Solicito que se limpie todo aquello presente en mi cuerpo causal que no pertenece al mismo por planificación de mi Yo Superior, de forma que se eliminen todos los dispositivos tecnológicos, entidades, parásitos, fuerzas y energías no alineadas con mi bien mayor, el amor y la verdad, permitiendo que se limpie lo suficiente para poder ser movido a un subnivel mayor dentro de la línea temporal en la que me encuentro. Solicito que una vez el cuerpo causal esté con la frecuencia y vibración adecuada para efectuar el cambio, este sea movido y asentado en el nuevo nivel de realidad y protegido para que no pueda descender del mismo.

Para monitorizar el progreso de este cambio, confío en que ya hayáis encontrado un método de comunicación con vuestro YS, sea en meditación, sea con herramientas externas, sea con señales y sincronicidades, etc., de manera que podáis ir preguntando regularmente por el estado de limpieza mediante las peticiones y tengáis certeza, al 100%, de que se ha completado la misma.

un abrazo,
David Topí

p.d Si te apetece comentar el artículo, pásate por Facebook  para unirte a la conversación.

Enlaces directos