Por David Topí - 23 - noviembre - 2017 9:51 pm

Incerteza y falta de discernimiento: desprogramando lo que dificulta conocer la verdad

incertidumbre.png.525.408.thumb_

Vamos a terminar esta serie de artículos sobre la desprogramación mental de los diferentes aspectos que son necesarios para soltar un poco de lastre, en el proceso de cambio de línea temporal, incidiendo sobre unos puntos que son de alta importancia para entender que es lo que hay que hacer, que sucede, porqué sucede y que nos espera por delante.

Lo que no se ve, muchas veces no se cree

Como hemos dicho, la humanidad está ante una disyuntiva que no es físicamente palpable, no se ve, no se toca, no sale en las noticias, y no está presente en ninguna agenda de trabajo cómo ejercicio a realizar cada día (comprobar en que línea estamos) para ninguno de nosotros. Es una disyuntiva intangible, y, por lo tanto, o se tiene confianza y la capacidad de trabajar hacia adentro, buscando las respuestas que uno desea encontrar para entender todo lo que se ha ido explicando, o nada “afuera” va a poder ayudarnos a probar que esto, que llevamos algunas semanas explicando, es cierto o está pasando. Por lo tanto, el camino que hay que recorrer es el más duro de todos, es el camino de dejar de mirar hacia donde casi siempre hemos mirado, hacia el exterior, y hacer un esfuerzo supremo para encontrar la manera de traer a la luz de la consciencia que, en poco tiempo, cuando las líneas temporales dejen de tener las diferentes pasarelas de cambio que todavía, aunque cada vez menos, están presentes, se habrán terminado muchas de las posibilidades de ejecutar un salto de línea temporal y de empezar a moverse, desde una realidad mental, a la línea 42, que, en algún punto del futuro lineal, llevará a una realidad física de las mismas características.

Que no se escape nadie

El segundo punto importante es comprender que hay fuerzas poderosas que hacen todo lo posible para que ni un solo ser humano escape de su control, lo cual sucederá cuando estemos al 100% y permanentemente, en la parte más alta de la línea 42, a donde no pueden llegar las razas que nos gestionan ni con tecnología, ni con los mecanismos que ahora están puestos en marcha para reducir la vibración y frecuencia de aquellos que están haciendo el cambio. Esto significa que constantemente hay que vigilar el estado frecuencial de cada cuerpo sutil, del etérico al causal, e ir comprobando si están, uno a uno, ubicados, sintonizados y vibrando dentro de la línea 42, pues lo normal es que alguno de esos cuerpos sutiles si que lo estén, pero otros no. El ataque, o el intento de sacar a las personas de línea se produce desde el plano etérico, que, siendo el más denso de todos, sin contar el plano físico, es el que produce mayor facilidad de “agarre” hacia las personas con los diferentes sistemas de monitorización, control y conexión que hay por parte de las razas en control. Si os doy la imagen de un vaquero lanzando un lazo para “cazar” a una vaquilla os podréis hacer una idea de lo que un Draco, Anunnakis o Mantis están haciendo para “cazar” con un “lazo etérico” (son varios dispositivos tecnológicos, pero se parece) a un humano y arrastrarlo fuera de la línea.

El tercer punto, es que las fuerzas que nos asisten para que la línea 42 esté protegida, asisten al planeta y asisten a la protección de la estructura que forma este carril temporal, para que no pueda ser dañado o destruido, pero no participan en el trabajo individual de cambio. Es como decir que mantienen el barco sin que se hunda, protegido y con las pasarelas reforzadas, pero no están impidiendo que los pasajeros caigan al agua si no están bien sujetos o si estos tienen lastres, cadenas y demás cargas que les impiden subir lo suficientemente ligeros al barco. Por lo tanto, la ayuda que hay es total hacia la protección de lo que nos lleva a otro estado de realidad, pero hay que ganarse el pasaje.

Desprogramando el miedo a que todo sea falso

Dicho esto, vamos con el último protocolo importante que nos ayudará a poder asegurarnos que cruzamos esa pasarela a tiempo, y a la frecuencia adecuada, para poder subirnos a ese barco y luchar por que no nos estiren y saquen del mismo, una vez tengamos ya los cuatro cuerpos sutiles dentro.

Hemos dejado para el final esta desprogramación porque es una de las más complicadas. ¿Qué quiere decir esto? Que todos hemos sido victimas de tanta desinformación, de tanta manipulación, de tanto engaño, que se han insertado, se nos ha inoculado, decenas de programas que provocan reacciones de incredulidad ante situaciones, eventos, informaciones y todo tipo de datos que chocan contra nuestra lógica, han salido en alguna película de ciencia-ficción o simplemente nos han inculcado que son creencias falsas. Contra este tipo de programación es difícil luchar, porque ya sabéis que por cada dato correcto que se consigue hacer llegar a la humanidad, el sistema de control pone en marcha decenas de mecanismos para hacer llegar justo la versión opuesta con todo tipo de medios a su disposición. Así, cada grano de verdad que hay publicado, tiene 20 granos manipulando que lo contradicen, y, por lo tanto, estamos vacunados contra la verdad porque tenemos mucho miedo a que todo esto sea completamente falso, y solo estemos perdiendo el tiempo con otra historia de superación humana que no son más que bonitas palabras y cuentos nueva era.

Incerteza y falta de discernimiento

Lo primero que vamos a eliminar, así, es la incerteza y la falta de capacidad para discernir que es verdad y que no. Esto no se puede hacer de la noche a la mañana, ya que, al igual que muchas de las otras desprogramaciones que hemos hecho, hay capa sobre capa de programas y filtros, bloqueos y topes en nuestra psique que llevará semanas eliminar, como siempre, al ritmo que marca nuestro YS, pero que no hay otro remedio que ejecutar si se desea tener, aunque sea mínimo, atisbos de lo que realmente es verdad y lo que realmente no.

¿Quién define lo que es verdad y cómo tenemos la certeza de que así es?

Lo define un arquetipo en el plano causal, el arquetipo de la verdad, que es una frecuencia energética de una vibración muy determinada, y que no puede ser manipulado. Cuando alguien solicita conocer algo alineado con la verdad, energéticamente hablando, está invocando una frecuencia que se muestra y que es capaz de hacerte entender si aquello que quieres saber, ver, conocer, entender, etc., está alineado con ese arquetipo o no. Este arquetipo tiene como referencia la Fuente misma, es decir, lo que no está distorsionado, así, siempre responde, cuando se usa, con la respuesta que, desde la Fuente, no está manipulada, distorsionada ni en contra de ninguna de las fuerzas, energías, conocimientos o “datos” que la Fuente misma posee. Esto hace que cuando las facultades del octavo chakra, el centro intelectual superior, están activas y sin ninguna distorsión, el ser humano automáticamente compara todo lo que recibe en su cuerpo mental a través de este arquetipo, y por lo tanto, automáticamente somos capaces de saber si algo es cierto o no lo es, basado en si es cierto para la Fuente o si ha sido manipulado o distorsionado respecto a la energía pura de la misma. Suena un poco abstracto, pero espero que se entienda el concepto.

De esta forma, eliminando los programas de incerteza, falta de discernimiento y limpiando el centro intelectual superior un poco, empezaremos a saber intuitivamente cuando algo es correcto o no. Pero lo sabremos intuitivamente, tendremos la sensación de que algo es falso o algo es mentira, pero luego tendremos que ver si le hacemos caso a esa intuición o sensación, pues la mayoría de personas ignoran lo que sienten y lo que algo en su interior les indica, con lo cual, no importa cuán limpio esté el mecanismo, si la mente consciente luego decide no usarlo.

La petición es la siguiente:

Solicito que se elimine de mi centro intelectual superior todo aquello que provoca distorsión y manipulación de mis capacidades para discernir la verdad de la manipulación. Solicito que se elimine el programa que genera incerteza, falta de discernimiento, incapacidad para reconocer la verdad y lo que es usado para manipular la percepción, informaciones y conocimientos que recibo. Solicito que se activen las funciones superiores del centro intelectual superior en la medida que mi desarrollo y estado evolutivo actual lo permitan para poder conocer y saber cuando estoy siendo manipulado o la verdad no está siendo recibida correcta o completamente.

Ya tenemos las herramientas

Con todo el trabajo realizado hasta ahora, estaríamos en condiciones de poder movernos lo suficiente hacia la línea 42, contando que estamos todos en un estado energético que sigue teniendo mucho lastre y cargas, pero tendremos oportunidad, una vez afianzados en esa línea, de hacer una limpieza más profunda antes de embarcarnos en el recorrido de la misma, ya que esta línea 42 tiene diferentes subniveles, y ahora mismo, simplemente, tenemos que intentar abordar el nivel más inferior para poder iniciar el viaje, luego, cuando estemos ya 100% a bordo y sin ataduras o partes de nosotros fuera del barco, podremos ejecutar el resto de desprogramación y limpieza necesaria para que, desde las bodegas, nos dejen hacer el camino evolutivo que viene en cubierta, pero para eso aún falta mucho.

En los próximos artículos seguiremos dando pautas de otros aspectos necesarios para este cambio, pero de momento, hay que terminar toda la desprogramación, esperando que nuestra mente consciente no lo tome como algo “sin consecuencias”, pues cuando realmente nos demos cuenta de que iba en serio lo de cambiar de línea, será literalmente imposible hacerlo.

un abrazo,
David Topí

p.d Si te apetece comentar el artículo, pásate por Facebook  para unirte a la conversación.

Enlaces directos