Líneas temporales, cuerpos sutiles, planos dimensionales y eliminando el rechazo a especies del ecosistema de la Tierra

miedos-infantiles-280_0

Cuando se empiezan a introducir tantos términos y tantos conceptos, nuevos para muchas personas, como los que hemos introducido en las últimas semanas, interconectando planos y niveles de la estructura del planeta con líneas temporales, con los cuerpos sutiles que poseemos, y con los movimientos energéticos que se han tenido que dar en el inconsciente colectivo para que podamos estar ahora en la situación en la que estamos, la avalancha de nueva información sobre la “foto” que creíamos tener en nuestra mente, sobre la estructura de la realidad bajo la que vivimos, se puede quedar pequeña para ir insertando tantos nuevos componentes de los que, en algunos casos, no sabíamos de su existencia hasta hace algunos meses.

Vamos a aclarar un poco la relación entre todos estos conceptos, al menos para seguir comprendiendo cómo funciona este enorme tetris, el rompecabezas que es la estructura de la Tierra y sus diferentes realidades, así como los niveles frecuenciales de diferente vibración que la componen, y que son el sustrato para la vida consciente no-humana que también existe por derecho propio en nuestro planeta.

Hábitat natural para entes de baja vibración

Así, cuando decimos, por ejemplo, que el nivel más bajo de la línea 33 es el hábitat natural para entidades no-corpóreas con las que compartimos realidad a nivel físico, pero que no vemos, ¿a qué nos referimos? ¿qué otra cosa pudiera existir compartiendo las líneas temporales, que no entendemos, pero que basan sus propios procesos evolutivos también en ellas? Ya dijimos que, por los cambios macro planetarios que se han dado en los últimos años, todas las líneas temporales habían colapsado en dos macro-líneas, que, por la posición de partida desde la estructura del plano mental se denominan la línea 33 y la línea 42. Habíamos hecho referencia a la línea 44 como la línea temporal que rige los destinos de la flora y la fauna, y ahora vamos a ver, o simplemente a explicar un poco más detalladamente, la interrelación que hay entre los planos de la Tierra y estas líneas temporales.

Un entrelazado entre líneas temporales y planos dimensionales

Como ya hemos visto, las líneas temporales pasan por todos los planos y niveles dimensionales, desde los superiores y de mayor frecuencia de la estructura de la Tierra donde nacen, bajando hasta el plano mental donde colapsan en él, y luego cruzan el sustrato astral para entrar en el etérico y en el físico. También hemos dicho que cada línea temporal está compuesta por energía de diferentes subniveles, desde el nivel más bajo para esa línea temporal, el 1, hasta el nivel más alto para esa misma línea, el 21.

A medida que las líneas atraviesan las estructuras de los cuerpos y planos del planeta, los diferentes carriles de cada línea temporal, del 1 al 21, están sintonizados con diferentes niveles de cada uno de esos planos que cruzan. Así, el nivel 1 de la línea 33 al cruzar por el mental, por el sustrato astral, hacia el etérico y el físico, lo hace por la parte más negativa, densa y baja en frecuencia de estos planos, mientras que, el carril 21 de esa misma línea, lo hace por una parte algo más elevada, pero aún menos que los carriles de la 42, de esos mismos planos.

Todo necesita una línea temporal para evolucionar

Por otro lado, todas las entidades, seres y vida consciente que existe en la Tierra se mueve por una línea temporal, y tiene que hacerlo, ya que no hay otra manera de moverse por los procesos que rigen la evolución de esos mismos seres. Cada tipo de entidad, especie o raza se encuentra principalmente sintonizado con una línea temporal, y dentro de esa línea temporal tienen existencia los entes, especies, etc., dentro de uno o varios planos de la estructura del planeta.

Así, en el plano en el que tengan existencia principalmente, o planos en los que tengan diferentes partes de ellos mismos, pueden sintonizar con uno o varios subniveles de los carriles temporales por los que discurre su evolución, igual que el ser humano tiene, como mínimo, cuatro cuerpos sutiles desarrollados que son los que le permiten moverse por los cuatro planos inferiores.

Por eso, si hablábamos de que hay fuerzas o entes o energías que discurren por los niveles más bajos de la línea 33, es porque usan las corrientes energéticas de los sub-niveles 1, 2 y 3 que nacen del mental y van al físico para sus propios procesos y existencia, teniendo su base “evolutiva” en las partes más “bajas” del campo astral o del etérico, pero siendo “incorpóreas”, porque no poseen cuerpo físico, estando constituidas por masas de energía etérico-emocionales con un mínimo nivel de consciencia, algunas, y con nula, otras.

Esto hace que, en muchos casos, la mayoría de vida consciente, entes y seres de los niveles más bajos de los planos de la Tierra, y que se mueven por los subniveles más negativos de las líneas temporales que la cruzan, sean simples marionetas y recursos para las principales razas en control del conjunto del sistema de vida en el planeta, que hacen y deshacen a voluntad con ellas, y las usan para sus propios procesos de control, sometimiento y manipulación.

Entidades con forma de especies insectoide, arácnidos, etc..

Por esta razón, la mayoría de entidades negativas que percibimos (que muchas personas lo hacen), pueden tomar la forma que quieran, y como se encuentran bajo control de Dracos y resto de especies, estas las obligan y controlan en cierta manera para que tomen las formas adecuadas para los trabajos que les encargan. Así, hay ciertas entidades del sustrato astral, que se mueven entre planos, que pueden tomar forma arácnida porque les asignan tareas de envolver y cazar otros entes y seres humanos, otros toman otras formas porque los usan para otras tareas, de ahí que, con un mínimo de percepción extrasensorial desarrollado, uno pueda ver este tipo de entes con estas características, pero no porque sea su forma natural, sino porque están obligadas a mostrarse así.

Luego está el factor miedo, pues los seres humanos tenemos codificado el miedo a ciertos animales, en nuestro ADN, como forma de sometimiento a las especies que nos crearon desde el principio, de manera que siempre tendremos reacciones instintivas de miedo hacia insectos y reptiles, principalmente (y no toda las personas lo tienen, pero si muchas), haciendo y provocando que entes de los planos etéricos o del sustrato astral tomen esta forma obligados por parte de razas que tienen, por naturaleza, esas características genéticas-estructurales y producto de la línea evolutiva de la que proceden.

Este miedo, evidentemente, se puede eliminar, y es lo que podéis hacer si lo deseáis, como siempre, con la siguiente petición a vuestro YS, pues la raza humana forma parte del conjunto de la vida consciente del planeta y, en tiempos remotos, éramos “compañeros” de viaje de la flora y la fauna antes de que empezáramos a destruir sus hábitats. Eliminar el miedo a una parte de las especies que existen en la Tierra nos ayudará a recuperar la confianza de que formamos parte aún de este ecosistema, y, por otro lado, eliminará el miedo instintivo a todo aquello que no vemos, pero que si que otras partes de nosotros captan y perciben, aunque la mente consciente no se percate de ello.

Podéis usar esto:

Solicito que se elimine de mis esferas mentales y de mi cuerpo mental, todos los programas que activan el miedo instintivo hacia las especies de animales, insectos y diferentes tipos de entes que ha sido codificado en mi para producirme rechazo, asustarme, someterme y crear una repulsión instintiva hacia ellos. Solicito que se eliminen todos los remanentes energéticos que generan estos programas de asco, rechazo y repulsión hacia el reino animal, en todos sus géneros, clases, categorías y especies devolviéndome la tranquilidad, confianza y seguridad de que formamos todos parte de la vida consciente del planeta y que todos formamos un ecosistema vivo, unido y necesario para la supervivencia de la biosfera de la Tierra.

Líneas y vida consciente más avanzada

En el otro extremo, por supuesto, hay líneas temporales más elevadas que la 42 para otros tipos de seres más avanzados, evolucionados y vibrando en otras frecuencias que también cruzan los planos del mental al físico, pero no están accesibles para nuestra esfera de consciencia e inconsciente colectivo, por lo tanto, aunque otros seres que usan la Tierra como base evolutiva si que tienen acceso a ellas y trabajan desde los planos más elevados del planeta para asistir al cuidado del mismo y a su evolución, nosotros no solemos tener o interaccionar directamente con ellos debido a la diferencia abismal que hay entre los niveles vibracionales de nuestra estructura energética.

En resumen, el planeta es base para tantos tipos de vida de tantos niveles que es una lastima que no seamos conscientes de todos ellos para entender lo bello, pero complicado, que es este tablero de juego en el que habitamos. Al menos, intentemos ir recomponiendo relaciones con aquello que si que vemos, la flora y fauna, y aprovechemos para eliminar los miedos instintivos a algunas de sus especies. Si estos miedos están fuera, las razas en control ya no podrán enviar y usar entidades con esa apariencia, o dotarlas de esa apariencia, porque ya no tendrán el efecto “pánico” que buscan, y por lo tanto, les habremos cerrado otra puerta de entrada a que puedan manipularnos por niveles de la psique de los que no somos conscientes, pero que están siendo usados contra nosotros.

un abrazo,
David Topí

Enlaces directos