Por David Topí - 25 - septiembre - 2011 10:18 am

Graduacion 2D a 3D

Pictures-of-several-animals-in-the-jungle-1

En este final de ciclo en el que parece que muchos seres y entidades (Yo Superiores encarnando) están a punto de completar su aprendizaje y camino evolutivo, en este nivel que llamamos 3D, y  se encuentran “listos” para pasar cuando toque a un siguiente “curso”, lo mismo sucede con aquellas entidades "2D” que han completado todo el cúmulo de lecciones necesarios y están listos para pasar a encarnar en 3D.

Nuevos ciclos

No debería sorprendernos demasiado el hecho de que al mismo tiempo que a nosotros se nos da la oportunidad de avanzar a otro nivel, a seres de niveles “inferiores” (pero no menos importantes) se les presenta la misma ocasión. El periodo o ciclo de inicio de una nueva densidad es aplicable normalmente para todos los niveles, llega  ese “septiembre” cuando se inician las “clases” de todos los cursos, y los que están en primero podrán pasar a segundo, los de segundo pasarán a tercero y los de tercero pasarán a cuarto. A menos que no hayas aprobado todo y tengas repetir asignaturas :—).

De vez en cuando me da por hacer estadísticas respecto a estas cosas según la información que saco de las lecturas de registros, y tomando estos datos con “pinzas” y como una sola indicación, parece que de todos los seres o entidades encarnando en estos momentos en el planeta, en 1D, 2D y 3D, un 3% de esos seres son entidades que están listas y son candidatas a graduarse de su nivel 2D y empezar a encarnar en 3D.

Flora y fauna

Estas entidades o YS 2D se encuentran principalmente usando la flora y fauna del planeta como vehículo evolutivo, aunque en algún caso, tengo la intuición de que también alguna persona, algún ser humano, pudiera estar “animado” por un YS 2D también. Como digo, es una impresión sacada de cruzar algunas referencias, aunque el número sería casi insignificante. La mayoría de entidades 2D listas para graduarse serán probablemente seres encarnando en animales, y no sería de extrañar que, en algún caso, alguna “mascota” pronto de el salto y se convierta en “cuidador” de seres con los que, una vida atrás, eran “compañeros". Como digo, son posibilidades del juego de la evolución en el que estamos.

Otra forma de comprender que las cosas siempre siguen un ciclo “natural”, “cósmico”, pre-determinado, que marca los “tiempos” y las “reglas” de los caminos de crecimiento, y del cual tenemos la suerte de estar formando parte en estos momentos (porque así lo hemos elegido, vaya).