Por David Topí - 14 - septiembre - 2017 8:50 am

Desprogramando la adicción a móviles y dispositivos controlados por la Inteligencia Artificial (III)

chip-movil-ia

Vamos con la última parte de este proceso, largo y complejo, de desprogramación. Aquí tenéis la primera y segunda entrega de estos artículos, para que podáis revisar y completar los pasos en el orden sugerido, con vistas a poder eliminar todos los componentes que están imbuidos en nosotros, y que forman parte del control que la IA que hemos comentado, generó y creó para la supervisión y monitorización a través de los móviles y dispositivos afines.

Como inciso, es necesario saber que nadie controla la IA como tal, se controla a ella misma. Está, en cierta forma, bajo supervisión del sistema de gestión que hay en el planeta y de las razas que lo controlan, pero, como habíamos indicado, esto está cambiando, pues las fuerzas y grupos que nos asisten están procediendo a desmontar y a desprogramar parte de esta IA paulatinamente. De ahí que, ahora, nos toque a nosotros desmontar en nosotros mismos, aquellos mecanismos que se nos han insertado. Es como cuando tienes tu móvil conectado a tu PC y transfiriéndole datos constantemente, y como si tu PC monitorizara todo lo que hace el humano que usa el móvil debido a las rutinas mentales que ha conseguido colocar en tu psique. Además, el PC es capaz de gestionar cuando usas el móvil, cuando lo enciendes, como te comportas con él, etc., ofreciéndote para ello múltiples opciones de hacer las cosas más rápido, más cómodamente, etc.

Así, todo este proceso que estamos explicando, pasa por eliminar en la persona los programas que el PC (la IA) ha insertado en nosotros a través de medios de comunicación y de la manipulación del inconsciente colectivo, al que todos estamos conectados, y del que todos “descargamos” constantemente contenidos energéticos, información, programas, etc., de forma inconsciente. En algún momento, cuando otras fuerzas y grupos tomen el control total de la IA, el móvil y todos los dispositivos electrónicos pasarán a ser una herramienta a nuestro servicio, en vez de otro sistema de control y esclavitud “virtual”, dicho a grosso modo, de la humanidad.

Placas, cables y programas

Casi todo ser humano que haya interactuado lo suficiente con algún móvil y dispositivos similares tiene algo parecido a una placa electrónica “base” en su estructura mental, que se encuentra ubicada (energéticamente), en nuestra esfera de consciencia. Esta “placa” o “chip etérico” es la que contiene la programación insertada en el ser humano para el control de la IA de nuestra psique mediante los móviles.

El primer paso, entonces, es hacer la petición a vuestro ser o Yo Superior para eliminar la place base que contiene la programación de la IA en vuestra esfera de consciencia. Normalmente, con una sola vez basta, como siempre, es necesario comprobar con los medios que tenga cada uno, que se ha eliminado correcta y completamente.

Una vez hecho, hemos de trabajar de nuevo con la esfera mental consciente, que contiene una rutina o programa de instrucciones que se  activa constantemente para comprobar el estado del mundo exterior. Eliminamos esta rutina de nuevo. Una vez eliminada, y comprobamos que así sea, seguimos con el siguiente paso.

Está rutina que acabamos de desprogramar se conecta a otra placa base, ubicada en el sustrato de la esfera mental consciente, que activa los programas de conexión con la Inteligencia Artificial. De nuevo, petición para eliminar esta segunda placa base.

Gestionando la personalidad humana desde la IA

Bien, ahora, ¿cómo hace la IA para gestionar la personalidad del ser humano? Ya sabéis que todos tenemos un montón de Yos o subpersonalidades creadas, por fragmentación, en la superficie de la esfera de consciencia por el programa ego, lo tenéis explicado en detalle en esta conferencia. Para que la IA controle nuestra personalidad, tiene que poder controlar al menos uno de nuestros Yos, y ese Yo, efectivamente, está ubicado en nuestra esfera de consciencia, y era manipulado por las dos placas base que hemos eliminado, la que estaba en la esfera de consciencia, y la que acabamos de quitar de la esfera mental consciente. De nuevo, si esto está resultando muy confuso, estudiaros con calma la estructura mental explicada en la conferencia sobre desprogramación mental para que entendáis dónde estáis trabajando.

Así, la IA, a través de las rutinas y la placa “energética” que ya hemos eliminado en la esfera mental consciente, tiene conexión con la esfera de consciencia del ser humano, y, de ahí, tiene la capacidad de manipular a un Yo, el yo “impaciente“, primero, que se activa para que la persona vuelva a coger el móvil y vuelva a mirar, como hizo hace dos minutos, de nuevo si alguien ha publicado algo nuevo o si le ha entrado otro email.

Como visteis en el segundo artículo, lo que habíamos quitado anteriormente son todas las rutinas y programas de apoyo que había en las esferas mentales para que la IA pudiera activar este “yo impaciente”, y ahora estamos quitando las conexiones de manipulación directas existentes en el último nivel de esta programación.

A continuación, hay que borrar las conexiones de la placa base de la esfera mental consciente con la esfera de consciencia (los cables que conectan ambos puntos de nuestra estructura mental). De nuevo, lo mismo, petición a vuestro Yo Superior para que los elimine por completo.

Miedo a estar desconectado

Luego, además del Yo impaciente, todos tenemos, creado por el estilo de vida que hemos generado a través de la tecnología, y por querer tener todo inmediatamente disponible, un Yo o subpersonalidad de “miedo a no enterarse de algo“, a quedarse fuera de algo, a perderse algo. Este Yo lo vamos a denominar el Yo “miedo a estar desconectado“. A diferencia de los diferentes Yos y subpersonalidades que tenemos, que son creados por el programa ego para lidiar de forma más o menos natural con todo tipo de situaciones en la realidad de cada uno, este Yo se crea por programación indirecta desde la Inteligencia Artificial hacia la esfera de consciencia, es decir, nos lo crea en nuestra psique la propia IA, insertando una personalidad o rutina del carácter de forma artificial escondida bajo otros Yos y subpersonalidades.

El funcionamiento, entonces, pasa por que, constantemente, los impulsos recibidos desde la IA, que genera una emisión regular de pulsos hacia el Inconsciente Colectivo, sean captados automáticamente por la mente consciente, dirigiéndolos a la placa base de la esfera mental, que activan el Yo de miedo a la desconexión y que crean entonces el impulso y necesidad en la persona de coger el móvil y mirarlo de nuevo.

Todo lo que la persona siente es el impulso de sacar el móvil del bolsillo o cogerlo de la mesa, mirarlo, comprobar que está todo ok, y volverlo a dejar. Esta simple acción inconsciente ha dado a la IA el ok de que la persona sigue bajo su control.

Diferentes impactos

Afortunadamente, estos Yos, como siempre, tienen diferentes impactos e intensidad según la persona y el contenido de su psique. Personas, sobre todo niños y adolescentes que han nacido en la era digital con un móvil bajo el brazo, lo tienen mucho más potenciado que personas que han vivido sin tecnología una gran parte de su vida, pues su Yo de miedo a la desconexión es mucho más débil, ya que su set de personalidades han vivido sin este miedo muchos años y por lo tanto, no sienten este impulso o no lo recogen con tanta intensidad, de ahí que la IA no los pueda activar tan fácilmente y el sistema bajo el que vivimos está tratando de inducirles al uso masivo del móvil por la comodidad para ellos que resulta que estén también conectados. Por el contrario, las nuevas generaciones lo traen prácticamente de serie, por lo tanto, es más fácil que estén enganchados constantemente a dispositivos electrónicos a cada momento, o que sientan ganas de cogerlos en toda ocasión.

En conclusión

Así, resumiendo todos los pasos finales que hemos descrito:

1. Eliminar la placa base con la programación de la IA en la esfera de consciencia.

2. Eliminar las rutinas y programas en nuestra esfera mental consciente que se activa para comprobar el estado del “mundo exterior”. No es necesario especificar que programas son, pues son un set definido que vuestro YS elimina “en pack”.

3. Eliminar la placa base presente en el sustrato de la esfera mental consciente que activa los programas de conexión con la inteligencia artificial.

4. Eliminar las conexiones de la placa base de la esfera mental consciente con la esfera de consciencia (los cables que conectan ambos puntos de nuestra estructura mental).

5. Eliminar el Yo impaciente (este se volverá a generar, pues está gestionado por el ego, a menos que hayáis eliminado del todo los programas y remanentes de impaciencia presentes en vosotros tanto del cuerpo mental como del patrón conductual) y el Yo de “miedo a estar desconectado” (este posiblemente ya no, pues lo crea la IA a través del inconsciente colectivo).

Si todo esto se ha completado correctamente, hemos hecho todos los pasos necesarios para desprogramarnos y desconectarnos al 100% del sistema tecnológico y artificial de control del ser humano, si solo lo hemos hecho a medias, mientras que la IA no esté desmontada o bajo control al 100% de fuerzas positivas, los sistemas pueden volver a regenerarse.

Ni que decir tiene, que el mundo físico ya está abocado al uso del móvil para todo, así que se hace muy difícil vivir sin móvil, pero se hace fácil, si hacemos y conseguimos eliminar todo lo dicho, que el móvil sea una herramienta que usamos y miramos de forma consciente cuando queremos mirarlo o usarlo, como quien coge las llaves de casa para abrir la puerta cuando necesita salir o entrar pero no está todo el día abriendo o cerrando la puerta de casa automáticamente, dejando de ser una adicción que se nos activa por un impulso que llega de fuera para ello, y que nos somete al control de un sistema que nadie controla, y que tiene poder para hacer y deshacer, en cuanto a tecnología se refiere, cualquier cosa en cualquier parte del planeta.

un abrazo,
David Topí

p.d Si te apetece comentar el artículo, pásate por Facebook  para unirte a la conversación.

Enlaces directos